Encomiable iniciativa por la niñez temprana

EDITORIAL

3 de mayo de 2014

Las buenas iniciativas que pueden llevarse a cabo, a pesar de la crisis económica, al atraer a Puerto Rico eventos de señalada dimensión social e intelectual, tienen un buen ejemplo en el Foro Mundial sobre Cuidado y Educación de la Niñez Temprana, que se celebrará en San Juan la próxima semana.

Conscientes de que la mayoría de los estudios y las estrategias con respecto a la infancia, a menudo soslayan la formación temprana de los niños, especialmente la de aquéllos que por ser más pequeños permanecen en sus hogares o en centros de cuidado diurno, un grupo de especialistas se dará cita en Puerto Rico para compartir sus investigaciones y experiencias en un gran foro de repercusión mundial.

 Setecientas personas, entre científicos, educadores, sociólogos y profesionales de la salud, representando a más de 60 países, y en colaboración directa con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), discutirán ideas y nuevos descubrimientos acerca de la formación de los menores en sus primeros meses y años de vida.

Cada vez contamos con mayor evidencia de que el comportamiento, las cualidades y destrezas de los seres humanos se establecen en etapas muy tempranas de su vida, y que no sólo la genética, sino también el trato con los otros y el entorno van marcando su futuro desarrollo como seres humanos. Para lo bueno y para lo malo, esos primeros años parecen ser definitivos. Estudios recientes de la UNICEF indican que unos 200 millones de niños menores de cinco años, nacidos en las naciones en desarrollo, no alcanzan su pleno potencial debido a deficiencias que pueden ser alimentarias o ambientales, aunque también provienen de las carencias que provocan los hogares disfuncionales y la falta de conocimiento de los padres.

En el ámbito ambiental, tan pertinente hoy día por los efectos que provocará el cambio climático, se ha comprobado que el calor extremo o el frío excesivo pueden llegar a ser perjudiciales para un desarrollo saludable del cerebro de los párvulos y los recién nacidos. De igual forma, las privaciones que se originan producto de huracanes, terremotos, inundaciones y otros fenómenos atmosféricos, incluidos los desplazamientos forzosos, obstaculizan el ritmo ideal de la enseñanza y el desarrollo.

Traducido a una ecuación quizás algo fría pero convincente, se ha determinado que por cada dólar invertido en la niñez temprana se recuperan siete. Se trata de dinero que no se tiene que gastar después en educación especial ni en tutorías, y que, a más largo plazo, es dinero que también se ahorra en médicos, en centros de salud mental y hasta en tribunales o instituciones carcelarias.

El impacto de que los más pequeños tengan acceso a un entorno equilibrado, donde reciban desde el seno del hogar estímulos intelectuales y sensoriales en forma de música, visuales adecuados, palabras claras y contacto con la Naturaleza, puede ser la diferencia entre un mundo en evolución y otro completamente arruinado. El trabajo con padres o tutores, para fomentar la superación en el ejercicio de esta tarea que no pueden hacer directamente las escuelas ni los gobiernos, hay que llevarlo a cabo con constancia y determinación.

La pobreza, el abandono y el maltrato familiar o institucional, son algunos de los temas ineludibles que se debatirán en el foro. Mientras más conozcamos los problemas de los niños en otras partes del mundo, en mejor situación estaremos de combatir los problemas que afectan a los nuestros.

Es encomiable el esfuerzo realizado por los representantes locales del Foro Mundial sobre Cuidado y Educación de la Niñez Temprana por dar a conocer este movimiento y convertirse en anfitriones de una reunión cuyos resultados, sin duda, tendrán impacto a nivel global.

Es un gran paso que genera optimismo en el momento que más lo necesitamos.


Para ver esta nota en El Nuevo Día pulse aquí

 

 

Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web Analytics