Autorretrato, teatro, arte y cuento en el MAPR

La institución santurcina recibió 85 estudiantes de Carolina para disfrutar de su Jueves artístico.

Por Tatiana Pérez Rivera Oenegé

Un inquieto círculo compuesto por niños espera por la acción que traerá el cuento que escuchan. Y es que cada parte del relato en las voces de Areliss y María trae acción y, por consiguiente, diversión. Con actividades como esta el programa de Integración de las artes visuales al currículo preescolar, implementado por Museo de Arte de Puerto Rico, conmemoró el “Jueves artístico” como parte de la Semana de la Niñez Temprana 2017.

 Al llamado del

Al llamado del "Veo, veo" los niños respondían en la Galería ActivarteARTE Fundación Ángel Ramos.

Cada uno de los cinco programas que integran la Iniciativa Preescolar de la Fundación Ángel Ramos, ideó una actividad distinta para cada día de la semana y se invitó a familias y educadores a emularlas, grabarlas y subirlas a las redes sociales. El programa de Integración de las Artes Visuales al Currículo Preescolar sumó a este esfuerzo la invitación a un grupo de alumnos al museo en Santurce. Los niños disfrutaron de las actividades en distintas zonas de la institución como la narración de cuentos con movimiento corporal, la creación de un autorretrato con figuras geométricas, una puesta teatral con luces de neón y la creación de un grabado usando las obras de la Galería ActivARTE.

Así se perciben los niños: autorretratos creados durante un taller.

Así se perciben los niños: autorretratos creados durante un taller.

“Para celebrar nuestro 'Jueves artístico', decidimos invitar un centro Head Start de Carolina que llegó con 85 niños. Las maestras de este centro ya habían participado de nuestros talleres en el programa de Integración de las Artes Visuales al Currículo Preescolar. Los niños irán rotando cada veinte minutos por las distintas actividades que tenemos para ellos”, explicó Rebecca Borges, directora del programa.

Las caritas de los niños, a la expectativa de más acción, demostraban cómo la estaban pasando.

Mientras, en el tercer piso ocupaban un pasillo donde se ondeaban pañuelos, durante la narración del cuento en la Galería ActivARTE seguían el juego “Veo, veo” para identificar algunas obras de arte.

“Veo, veo, una bailarina”, dijo la recurso, Lymari, ante el cuadro “Música y danza”, de Ralph Romero.

Allí los niños identificaron no solo tres bailarinas sino además cinco instrumentos musicales.

“Veo, veo a un pelotero”, dijo luego la recurso y los niños se arremolinaron ante una foto en blanco y negro de una estatua de Roberto Clemente. “Ese es Roberto Clemente”, dijo a viva voz una niña y la recurso le dijo que además fue un héroe y la felicitó por compartir el dato.

“¿Cómo tú sabes quién es él?”, le preguntó.

“Porque soy de Carolina y mi papá me lo enseñó”, respondió la niña.

“Misi, mi mamá me dijo que me sacaras una foto con un cuadro”, pedía otro niño.

El grupo luego pasó a trabajar una técnica de grabado en una mesa en las afueras de la galería. Escogieron un color, pintaron una plantilla con el mismo y luego la presionaron sobre papel blanco. Todas las plantillas de madera tenían formas similares a las obras mostradas en la galería.

Lectura de cuentos que incluyó movimiento corporal.
Lectura de cuentos que incluyó movimiento corporal.

ASÍ SOY

Otro grupo de niños arribó a uno de los  salones para realizar autorretratos. Tras recibir instrucciones, iniciaron su obra usando pedazos de papel de construcción, de papel de goma, pega y tapas de botellas plásticas.

“Oye, tú le pintaste los cachetes”, celebró maestra Aurora el trabajo de una niña que destinó dos tapas rojas para sus mejillas.

¿Y dónde está todo este pelo que tú tienes aquí, usted es calvo?, preguntó la maestra a un niño mientras tocaba su cabeza.

El niño de inmediato le añadió “pelo” a su retrato, formado por papel de construcción.

Piccola, la protagonista, quería alcanzar una estrella en este puesta teatral.

Piccola, la protagonista, quería alcanzar una estrella en este puesta teatral.

Impacientes, pero en fila esperaba un grupo por entrar a la mini puesta teatral que ocurriría en otro salón. “Una estrella para mamá”, de Elaine Vélez Esteves, sería narrado por José y presentado a modo de teatro de títeres. Cuando se abrió la puerta, los niños encontraron un salón a oscuras donde resaltaban las luces, el escenario de títeres y el vestuario del narrador ya que todo parecía bañado de neón.

“Esta es Picola”, anunció el narrador y apareció la protagonista de la historia, una niña empeñada en alcanzar una estrella para regalársela a su mamá.

Los niños usaron su imaginación para sugerirle distintas maneras de alcanzar una estrella. Al final descubrieron que, gracias al arte, todo queda al alcance de la mano.

“Para mí esto es una experiencia espectacular; ver los niños moverse de un sitio a otro con esta disciplina y orden. Ha sido una experiencia hermosa”, culminó Annette López de Méndez, directora del programa Alcanza, de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, que colaboró con la celebración en el MAPR.

Fotos: Suministradas





El Observatorio y el Smithsonian: una alianza histórica

El Observatorio de Arecibo festeja dos décadas de su renovado Centro de Ciencias y Visitantes Fundación Ángel Ramos, así como su pacto colaborativo con el Smithsonian.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

¿Pueden imaginar un mundo sin ciencias? Esa interrogante abrió la celebración de dos acontecimientos importantes para el Observatorio de Arecibo: su afiliación al importante conglomerado de museos e investigación estadounidense, Smithsonian, y el vigésimo aniversario de su renovado Centro de Ciencias y Visitantes Fundación Ángel Ramos.

De izquierda a derecha: Andrew Ortiz, director del Centro de Ciencias y Visitantes Ángel Ramos; Lic. Rafael Cortés Dapena, presidente de la Junta de directores de la Fundación Ángel Ramos; Hilda Colón-Plumey, vicepresidenta de Sistema Universitario Ana G. Méndez; Alma Douglas, representante del Smithsonian Institute; Carmen T. Ruiz de Fischler, directora del Museo y Centro de Estudios Humanísticos Josefina Camacho de la Nuez de la Universidad del Turabo y el ingeniero Francisco Córdova, director ejecutivo del Observatorio de Arecibo.

De izquierda a derecha: Andrew Ortiz, director del Centro de Ciencias y Visitantes Ángel Ramos; Lic. Rafael Cortés Dapena,
presidente de la Junta de Directores de la Fundación Ángel Ramos; Hilda Colón-Plumey, vicepresidenta de Sistema Universitario
Ana G. Méndez; Alma Douglas, representante del Smithsonian Institute; Carmen T. Ruiz de Fischler, directora del Museo y
Centro de Estudios Humanísticos Josefina Camacho de la Nuez de la Universidad del Turabo y el ingeniero Francisco Córdova,
director ejecutivo del Observatorio de Arecibo.

La pregunta la lanzó al público Andrew Ortiz, director del centro, quien lideró la ceremonia en la que se oficializó la alianza con el Smithsonian, celebrada el jueves, 20 de abril en el Teatro del Observatorio. El estratégico enlace entra en vigor de forma inmediata y es de carácter indefinido, aunque requiere renovación anual.

Denominada “Forjando sueños hacia las estrellas”, la actividad contó con la participación de la doctora Alma Douglas, representante del Smithsonian; el ingeniero Francisco Córdova, director ejecutivo del Observatorio de Arecibo; la doctora Hilda Colón Plumey, vicepresidenta asociada del Sistema Universitario Ana G. Méndez (SUAGM); y el licenciado Rafael Cortés Dapena, presidente de la Fundación Ángel Ramos.

Instaurado en el 1846, Simthsonian agrupa 19 museos y centros de investigación. Douglas destacó que es “la más grande institución dedicada a la investigación y las exhibiciones en nuestros museos así lo reflejan”. Impactar las mentes de niños, jóvenes y adultos con temas vinculados a distintas ramas de la ciencia es su norte. Cuando se asocian con una institución, persiguen no solo nutrirse de los datos que esta genera en distintos campos, sino además poner a disposición de esta los hallazgos que en sus centros se descubren.

“Del Observatorio de Arecibo me llamaron la atención las investigaciones internacionales que se hacen aquí, las grandes alianzas que tienen con organizaciones alrededor del mundo para escuchar lo que está pasando allá afuera y más allá, y poder usar eso para el beneficio del proceso de aprendizaje. Eso me impresionó tanto como el calibre de los científicos que tienen aquí y el alcance con estudiantes y escuelas para comprometerlos con procesos científicos y el estudio de la ciencia”, señaló Douglas en un aparte con Oenegé.

Ante este panorama, las posibilidades de gestar nuevas iniciativas entre ambas partes “son infinitas”, a juicio de Douglas. “Realmente lo son”, asegura la representante de Smithsonian, “y el mayor problema hoy es decidir en cuál dirección vamos ahora porque hay tantas. Esa es una decisión que hay que tomar, cuál será el próximo paso. Creo que esta alianza tiene mucho que ofrecer tanto al Smithsonian como a la comunidad puertorriqueña también”.

Douglas puntualizó, además, que tratan de comprometerse con audiencias “en todos los niveles”.

“Es bien importante alcanzar estudiantes jóvenes porque enciendes esa curiosidad a una edad temprana como también es importante tocar a los estudiantes de escuela porque están tratando de descifrar cual será el próximo paso en sus vidas, cuáles pueden ser sus carreras. También, nos interesan los adultos porque siempre están buscando experiencias nuevas”, enfatizó Douglas, quien ha vivido la experiencia de cerca en sus estadías en los centros y museos Smithsonian en Washington por lo que asegura “es maravilloso ver el beneficio del impacto, el intercambio en la audiencia”.

“Esa es la grandeza de las asociaciones”, insistió la invitada en la entrevista.

Para terminar su intervención en la ceremonia pública, Douglas señaló que el Smithsonian busca vincularse a “lo mejor de lo mejor”. “Ustedes están ofreciendo su excelencia de vuelta al Smithsonian”, celebró.

El Observatorio de Arecibo se convirtió en la tercera institución local que logra esta asociación. Le preceden el Museo de Arte de Puerto Rico y el Museo y Centro de Estudios Humanísticos Josefina Camacho de la Nuez, en la Universidad del Turabo.

“Esta asociación se basa en una larga historia de investigación colaborativa entre el Observatorio de Arecibo y el Observatorio Astrofísico Smithsonian, lo que ha resultado en numerosos y profundos descubrimientos sobre la naturaleza fundamental de nuestro universo”.

Tras felicitar a ambas instituciones por un junte que puede rendir frutos muy positivos para el desarrollo de la ciencia en el país, el presidente de la Fundación Ángel Ramos señaló que cada visitante del centro “no sólo mejora su conocimiento”, sino que también tiene la oportunidad “de imaginar un futuro alterno, de conectar con la comunidad científica internacional y explorar la ciencia desde una perspectiva humana”. “Esta experiencia educativa es especialmente significativa para nuestros estudiantes jóvenes”, recalcó Cortés Dapena.

“En la Fundación estamos comprometidos con el desarrollo del Centro de Ciencias y Visitantes Fundación Ángel Ramos y apoyamos el extraordinario trabajo que se hace aquí para el beneficio de nuestros ciudadanos y visitantes de todos los países y trasfondos. Estamos seguros de que la colaboración entre el Centro y el Smithsonian producirá grandes logros pronto. Estamos confiados de que esta afiliación será una gran historia de éxito y de que el futuro abrirá nuevos caminos a científicos, estudiantes y profesionales”, puntualizó Cortés Dapena.

Por otra parte, en comunicado de prensa Harold A. Closter, director de Smithsonian Affiliations, indicó que “el Smithsonian está muy honrado de comenzar esta nueva asociación con el Centro de Ciencias y Visitantes Fundación Ángel Ramos del Observatorio de Arecibo”.

“Esta asociación se basa en una larga historia de investigación colaborativa entre el Observatorio de Arecibo y el Observatorio Astrofísico Smithsonian, lo que ha resultado en numerosos y profundos descubrimientos sobre la naturaleza fundamental de nuestro universo. Trabajando juntos, esperamos compartir la emoción de estos descubrimientos con audiencias de todas las edades e inspirar a las futuras generaciones a apuntar a las estrellas”, aseguró Closter.

CÓMO Y POR QUÉ

Descifrar los misterios del universo y compartirlos con el mundo ha sido una prioridad común entre el Observatorio de Arecibo y el Smithsonian.

“Es un honor para el Observatorio de Arecibo asociarse con una institución tan prestigiosa e histórica como el Smithsonian. Juntos continuaremos nuestra misión de compartir el conocimiento y la ciencia dentro de nuestras comunidades locales en Puerto Rico y con los millones de entusiastas de la ciencia alrededor del mundo”, aseguró Francisco Córdova, director del Observatorio de Arecibo.

La institución es operada por SRI International en alianza con el Sistema Universitario Ana G. Méndez- Universidad Metropolitana y la Universities Space Research Association (USRA), bajo un acuerdo cooperativo con la Sociedad Nacional de las Ciencias conocido en inglés como NSF.  El programa de radar planetario es apoyado por el programa NASA’s Near Earth Object Observation Program.

Su Centro de Ciencias y Visitantes Fundación Ángel Ramos fue reinaugurado el pasado año. Cuenta con nuevas exhibiciones, un auditorio de avanzada tecnología y apoya la educación STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) en todos los niveles en Puerto Rico. Recibe alrededor de 100 mil visitantes al año. Las nuevas exhibiciones que presenta resaltan el trabajo que se realiza en el Observatorio de Arecibo, las cuales permiten ampliar de manera divertida el conocimiento de los visitantes en las áreas de la radioastronomía, ciencias atmosféricas y estudios planetarios.

“Uno sabe lo que se puede hacer, el talento que hay, la capacidad del trabajo que se puede hacer, el impacto que puede tener y además la falta de noticias buenas que nuestro país tiene y nosotros le estamos dando lo mejor”.

Para mantener el entusiasmo por las ciencias tras la partida de los visitantes al Centro confían, entre otras cosas, en ampliar sus ofrecimientos gracias a la alianza con el Smithsonian. Después de todo, el director del centro, Andrew Ortiz, agregó en su intervención en la ceremonia que cuando el ser humano comenzó a buscar respuestas a las peguntas cómo y por qué sucedían las cosas a su alrededor, la ciencia comenzó su camino.

“Esta asociación implica que nosotros vamos a tener acceso a todos los recursos y exhibiciones del Smithsonian y ellos tienen un sinnúmero de museos, no sólo de ciencias sino también de arte. Por lo tanto, el Observatorio de Arecibo va a poder traer un pedacito del Smithsonian para los puertorriqueños locales”, manifestó Ortiz.

“Esto es como un sueño que de verdad se hace realidad”, dijo, de otra parte, Hilda Colón Plumey del SUAGM. “Uno sabe lo que se puede hacer, el talento que hay, la capacidad del trabajo que se puede hacer, el impacto que puede tener y además la falta de noticias buenas que nuestro país tiene y nosotros le estamos dando lo mejor. Esto es una escalera y estamos sólo en el primer escalón”.

Si te interesa visitar el Observatorio de Arecibo, la tarifa de admisión es de $12.00 para adultos y $8.00 para niños (5-12 años) y seniors.  Incluye un recorrido por el Centro de Ciencias y Visitantes Fundación Ángel Ramos, una película sobre la historia y trabajo del Observatorio de Arecibo, una breve charla por un guía académico y disfrutar de la impresionante vista del radiotelescopio desde la terraza de observación. El Centro ofrece tarifas especiales para grupos de escuelas y campamentos. Para más información, llama al (787) 878-2612, extensiones 346 ó 312.

Trazo liberador

¿Qué pueden lograr reclusas de distintas edades comprometidas con una clase de Arte? La exposición “Juntos para RehabilitARTE” lo demuestra.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

La invitación del facilitador de Arte eliminaba cualquier duda de las estudiantes ante sus capacidades artísticas. “Empiecen feo”. Así, Benjamín Morales, las aborda en el taller que ofrece en el Complejo de Rehabilitación para la Mujer en Bayamón, gracias al Proyecto de Servicios Psicoeducativos que gestiona la Fundación Felisa Rincón de Gautier desde el año 2002.

Nilda Acevedo, Carmen Nieves, Johanna Álamo y Betzaida Maldonado acudieron a la exhibición de sus obras de arte.

Nilda Acevedo, Carmen Nieves, Johanna Álamo y Betzaida Maldonado acudieron a la exhibición de sus obras de arte.

En este caso, lo que comenzó “feo” terminó bonito según confirmaron los trabajos de estas artistas reunidos en la la exposición “Juntos para RehabilitARTE”, que recientemente abrió al público en las instalaciones de Fulcro Insurance, situadas en la calle San Francisco del Viejo San Juan.

El artista Benjamín Morales Correa fue el facilitador del taller de arte. Aquí junto a Hilda Rodríguez, directora de la Fundación Felisa Rincón de Gautier, a la derecha, y Kalitza Baerga, facilitadora del taller

El artista Benjamín Morales Correa fue el facilitador del taller de arte. Aquí junto a Hilda Rodríguez, directora de la Fundación Felisa Rincón de Gautier, a la derecha, y Kalitza Baerga, facilitadora del taller "Maternidad a la distancia", a la izquierda.

Las obras exhibidas fueron creadas por participantes en el antes mencionado complejo carcelario de Bayamón, así como en el Centro de Detención Juvenil en el mismo municipio y en el Hogar Intermedio para Mujeres en San Juan. Cerca de 90 reclusas reciben talleres de Calidad de vida, Maternidad a distancia, Computadora, Inglés, Dibujo y Pintura, Salsa y Zumba, ofrecidos por la fundación con el apoyo del Departamento de Corrección y Rehabilitación.

“Es igual la experiencia con todos los estudiantes, siempre están los temores de que no quede bien la obra, hasta yo mismo los tengo cuando pinto”, reconoce el  profesor Morales, “claro que para ellas esto representa algo muchísimo más liberador; se sienten muy bien, se tratan con respeto, comparten bien en la clase”.

Explica el profesor que primero hacen ejercicios básicos de dibujo para que “cuando empiecen a pintar se sientan más preparadas”. Ahí es cuando las invita a pintar feo.

“Jamás y nunca pensé que mis manos podían hacer todas esas cosas que yo hice y que han podido hacer cada una de mis compañeras”

“Yo les insisto, todo el mundo quiere hacer algo bonito desde el principio y, si eso pasa, siempre vas a estar temiendo que no te salga. Yo les digo ‘no, tú tienes que empezar feo y ya tú verás que a medida que progreses el cuadro se va a ver tan lindo que ni tú misma lo vas a creer. Ese mismo proceso les da mucha más confianza”, asegura Morales.

Los resultados son interesantes. Johanna Álamo nunca había pintado y aún se sorprende con lo que logró.

“Para mí fue una experiencia que nunca se me había ocurrido, jamás y nunca pensé que mis manos podían hacer todas esas cosas que yo hice y que han podido hacer cada una de mis compañeras”, dice entusiasmada Álamo durante la apertura.

Ella confiesa que reconocer su capacidad en esta destreza la ayudó a “estar segura de mí misma, a pensar que yo sí puedo”. “Además de pintura puedo hacer un montón de cosas, ahora sigo pintando por ahí pa’ abajo, tengo mis dibujos aparte para cuando salga, seguir pintando”, anticipa Álamo.

Nilda Acevedo era la otra cara de la moneda. Siempre dibujó desde chiquita guiada por su papá y su abuelo. “Aprendí mucho”, describe su experiencia en el taller, “y también aprendí mucho de ellos ellos (padre y abuelo). Ellos fallecieron pero me quedé en mi mente con el dibujo”.

Otras disfrutaron la oportunidad pero reconocen que el arte no es su fuerte.

No es lo mío”, cuenta Betzaida Maldonado, “a ella le apasiona y le mete en las sesiones (dice sobre sus compañeras) pero en las clases yo me pasaba peleando con el míster porque le decía ‘¡míster, esto no me sale!”.

Álamo agrega, entonces, que cada vez que la frustración se asomaba, el profesor Morales les decía “no te rajes, tú vas a ver que te va a quedar bien, dale, pon de tu parte”. “Él siempre nos da ánimo”, dice.

Siempre que llegaba a esa clase me encantaba y tú te envuelves y como que te vas, no piensas que estás en ese lugar”.

“Yo no pintaba nada hasta que llegué a esta clase. El maestro verdaderamente se esfuerza por enseñarnos, es excelente. Siempre que llegaba a esa clase me encantaba y tú te envuelves y como que te vas, no piensas que estás en ese lugar. Yo jamas pensé que iba a pintar, que iba a tener esas pinturas más nunca y mira. Me encantó esa clase”, comenta Nieves. Carmen Nieves tampoco se había relacionado con el arte y se sorprende con los resultados obtenidos.

Por su parte Maldonado agradeció de parte del grupo “la experiencia”. “Se siente bueno que estén pendientes de nosotras. Gracias por la oportunidad, todos son privilegios”, resumió.

TRANSFORMAR UNA CLASE A LA VEZ

Hilda Rodríguez está atenta a todos los detalles durante la ceremonia de apertura de la exhibición. La directora ejecutiva de la Fundación Felisa Rincón de Gautier agradeció el apoyo de Fulcro Insurance para viabilizar la muestra.

Nilda Acevedo rescató en el taller enseñanzas de arte que primero recibió de su padre y de su abuelo.

Nilda Acevedo rescató en el taller enseñanzas de arte que primero recibió de su padre y de su abuelo.

“Para nosotros es un logro, es una manera de que ellas vean que el trabajo que estamos haciendo sí vale la pena, sí lo están reconociendo, otras personas lo van a ver”, menciona Rodríguez.

Rodríguez recuerda que comenzaron los talleres trimestrales en la Cárcel de Mujeres en Vega Alta en el año 2002. “Nadie más daba talleres en esa época, solo los oficiales del Departamento de Corrección”, recuerda.

El interés en asistir, la puntualidad y el compromiso de las confinadas con cada taller les inspiró a continuar. Los fondos acortaron en el 2010 y tuvieron que recesar, pero en el 2014 pudieron retornar con la misma propuesta gracias a Donativos Legislativos.

“Misi, haga algo” o “misi, qué nos va a traer nuevo”, son frases que Rodríguez escucha con frecuencia cuando las reclusas quieren acceso a nuevos cursos.

“De tres talleres que dábamos al principio, este año estamos dando nueve”, menciona Rodríguez, “este trimestre estamos dando talleres a la población máxima (seguridad) y ha sido excelente”.

Algunos facilitadores compartieron sus experiencias con las estudiantes. María Pagán les instruye “desde computadora básica hasta cómo hacer presentaciones en Power Point”. Emma Piñero apoya con las juveniles y acepta que “son encantadoras, es bien difícil no apegarse a ellas”.

Por su parte, José Ángel Negrón imparte cursos de Zumba. “Ahí las desconectamos por completo”, dice en torno a la clase.

“Ellas ven la oportunidad de hacer algo fuera de ese encierro que tienen, hacen actividad física, se cuidan más, saben que esto es un privilegio así que durante la semana se protegen porque el lunes quieren participar de esa actividad, rebajan, están contentas, no hay pérdida ninguna. Ellas salen del módulo, son dos horas que están libres dentro de su encierro”.

A la facilitadora Kalitza Baerga le toca un curso más desafiante: Maternidad a distancia. “A ellas las separan de sus hijos, es parte del castigo, y muchas de ellas vienen de ciclos de trauma así que tampoco tienen destrezas para criar. Tratamos de fortalecer ese vínculo entre ellas y sus hijos y darles destrezas de crianza”, expone Baerga.

Dado que no todas tienen contacto con sus hijos, se les exhorta a que lleven un diario en el que anoten sus preocupaciones y sentimientos. “Cuando la vida les de la oportunidad de ver esos hijos de nuevo, que ellas puedan entregarles ese diario y vean que sus mamás se preocupaban por ellos. Para ellas la identidad maternal es un eje importante en sus vidas así que es bien fuerte esa separación”, agrega Baerga.

Ahora en sus diarios también pueden expresarse con dibujos.

Luego de su estadía en el Viejo San Juan, la exposición fue trasladada al Departamento de Corrección y Rehabilitación en Hato Rey donde todavía puede apreciarse. Para más información, llame al (787)723-1897.

 

Fotos: Ana María Abruña






Cuentos que unen familias

Incentivar el compartir historias en familia es la meta del programa ALCANZA, de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, en esta Semana de la Niñez Temprana 2017 que acaba hoy

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

El Viernes familiar pide que regresemos al pasado. ¿Qué cosas encendían la chispa de nuestra imaginación? ¿Qué nos hacía felices? En muchas ocasiones, podíamos llegar a ese estado de satisfacción, simplemente escondiéndonos bajo una manta o una caja de cartón a leer un cuento. Y mejor aún si un adulto lo narraba para nosotros.

Ese es el génesis de la actividad impulsada para el Viernes familiar, "Vamos a leer cuentos y a compartir historias en familia", que el programa ALCANZA del recinto riopedrense de la Universidad de Puerto Rico presenta para esta Semana de la Niñez Temprana 2017. La jornada se celebra en conjunto con la Iniciativa Preescolar y la National Association for the Education of Young Children (NAYEC).

Ideal para niños de todas las edades, la actividad se nutre del ingenio de los adultos que la guíen. Se sugiere el uso de cojines, peluches, sábanas y hasta linternas, entre otros objetos, para añadirle sabor a la narración de cuentos.

"Nosotros pensábamos en una actividad cotidiana que pudieran hacer los papás y los niños para celebrar el Viernes familiar y nos acordamos de las cosas que hacíamos cuando pequeños como, por ejemplo, meternos debajo de la mesa a leer un cuento. Promovemos una actividad que conecta una generación con la otra y provee al niño un espacio muy personal de jugar y, a la misma vez, tener esa actividad de leer un cuento que nos es agradable a todos", dijo Annette López de Méndez, directora del Programa ALCANZA.

La actividad contempla potenciar "esa capacidad fabulosa que tienen los niños de recrear un mundo con cualquier cosa", agrega la directora. "Los adultos nos olvidamos de eso y queremos comprar cosas complicadas", advierte.

Además, resalta como punto importante la oportunidad de los niños y las niñas participantes de "ver a papá o a mamá haciendo las voces de los personajes". "Eso es darle vida a algo, a un concepto que está empezando a conocer el niño. No es lo mismo que te digan 'el león viene' a que papá o mamá rujan como un león. Es un paso para hacer lo desconocido familiar y lo familiar desconocido", indica López.

A lo largo de una década de labor junto a la Iniciativa Preescolar han podido promover prácticas apropiadas para la educación en la niñez temprana; capacitan un promedio de 160 maestros por año.

"Trabajamos con los maestros para que cuando interactúen con los niños creen conciencia de lo que es apropiado para ellos, y ellos lo dicen porque cuando las cosas están a su nivel lo entienden y se lo gozan. Queremos transformar la visión de la educación para que esté ajustada a la niñez".

A López de Méndez le parece "fantástico" el uso de redes sociales para festejar esta Semana de la Niñez Temprana. "No solamente porque podemos llegar a más personas aquí, sino además porque podemos trascender; lo que se hace en Puerto Rico se da a conocer en otros países. Cuando envían fotos y vídeos podemos disfrutar el impacto de la Iniciativa Preescolar en los maestros y uno puede evaluar si el trabajo tiene frutos. Pero, además, eso te enriquece a ti también porque a lo mejor no se te había ocurrido hacer las actividades como ellos lo hacen", menciona.

No olvides que todavía puedes replicar la actividad, "Vamos a leer cuentos y a compartir historias en familia", con tus niños, grabarla con tu celular y subirla a Facebook con el hashtag: #farpr y #niñeztemprana2017.

Puedes hacer todas las actividades que proponemos para cada día. Aquí el calendario que seguiremos en la celebración en redes sociales de la Semana de la Niñez Temprana 2017.

24 de abril: Lunes musical

25 de abril: Martes delicioso

26 de abril: Miércoles de trabajar en equipo

27 de abril: Jueves artístico

28 de abril: Viernes familiar




Un autorretrato para el Jueves artístico

Usando figuras geométricas, estudiantes preescolares pueden crear un autorretrato en este Jueves artístico. Así lo propone el programa Integración de las Artes Visuales al Currículo Preescolar del Museo de Arte de Puerto Rico.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

Las matemáticas y el arte bien se llevan en la actividad "Crea un autorretrato con figuras geométricas", diseñada por el programa Integración de las Artes Visuales al Currículo Preescolar del Museo de Arte de Puerto Rico, para el Jueves artístico que tiene lugar hoy en el calendario de la Semana de la Niñez Temprana 2017. El evento es presentado en conjunto por la Iniciativa Preescolar y la National Association for the Education of Young Children (NAYEC).

Hoy, que se celebra internacionalmente el Día de pensar, resolver y crear, el programa del MAPR apuesta por esta experiencia que abre la puerta a distintos temas educativos.

"Esta actividad es parte del taller de matemáticas que le damos a los maestros. Quisimos presentar algo para que los niños puedan trabajar con su imaginación, con su identidad y por eso escogimos el autorretrato, pero específicamente con figuras geométricas", menciona Rebeca Borges, coordinadora del programa del MAPR.

Cada participante tiene la oportunidad de trazar su rostro y rellenarlo formando un collage con papeles de colores.

"Los nenes gozan mucho con esa actividad que se hace bastante en el museo. Dentro de su creatividad es bueno ver cómo cada niño se representa. Ellos se divierten mucho y a las maestras les gusta por tener la opción de que ellos identifiquen las figuras geométricas", destaca Borges.

La coordinadora del programa agrega que la actividad se puede adaptar a cualquier edad. "La que nosotros estamos presentando aquí es para niños preescolares, específicamente de tres años en adelante, y se puede adaptar para resaltar las figuras geométricas, los colores, para usar materiales reciclados", sostiene Borges.

A la Iniciativa Preescolar el programa se unió en el año 2005 y, desde entonces, han capacitado 1,030 maestros que acuden al museo a recibir guías para introducir conceptos educativos en el salón de clases usando las distintas ramas del arte. Este año tienen en agenda trabajar con 75 maestros.

"El cambio en los maestros que vienen a nuestros talleres es más palpable en aquellos que no tienen mucho conocimiento de arte. Es una cosa tan grande para ellos explorar cómo pueden usar las artes para enseñar una materia escolar, es un impacto grande y eso me ha llamado la atención. Después, esos maestros visitan el museo con sus niños y vuelven a las matemáticas, a los colores y a las formas con solo mirar un cuadro", resalta Borges.

A la educadora le parece "genial" que las actividades de esta Semana de la Niñez Temprana se difundan en redes sociales. "Hasta yo estoy aprendiendo eso de subir fotos y videos a las redes. Es bueno, así impactamos más gente", opina.

Ten presente que todavía puedes emular la actividad, "Crea un autorretrato con figuras geométricas", con tus niños, grabarla con tu celular y subirla a Facebook con el hashtag: #farpr y #niñeztemprana2017.

Puedes hacer todas las actividades que proponemos para cada día. Aquí el calendario que seguiremos en la celebración en redes sociales de la Semana de la Niñez Temprana 2017.

24 de abril: Lunes musical

25 de abril: Martes delicioso

26 de abril: Miércoles de trabajar en equipo

27 de abril: Jueves artístico

28 de abril: Viernes familiar



Subcategorías

Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.