Más de 75 días han pasado desde que María atravesó nuestro suelo y la contribución de ciudadanos activos que trabajan como voluntarios para el Tercer Sector es evidente. Aquí celebramos su compromiso, su empatía, su voluntad y su solidaridad. Además, consignamos las cifras que demuestran la pertinencia de su labor en diversas organizaciones sin fines de lucro. Así Puerto Rico se pone de pie.

 

 


 

20 años son veinte esperanzas renovadas

Jóvenes de Puerto Rico en Riesgo transforma el País un joven a la vez

Por Yara Liceaga
Especial para OENEGÉ

La imperiosa necesidad de una bocanada de aire de la montaña la obligó a salir fuera del carro una vez se detuvo, después de haber pasado todo el día celebrando el año viejo, último día como secretaria de Instituciones Juveniles en el cuatrienio del 1988-1992, junto al grupo de jóvenes en una de las instituciones a su cargo en Humacao. Así, la Dra. Mercedes Cintrón liberaba la frustración de ver cómo aquella juventud, como en una puerta giratoria, consumía su vida entrando y saliendo de aquel lugar que, lejos de ser remediativo, era el último recurso en una cadena de carencias que ponían al relieve la falta de opciones para ese sector de la sociedad. Un sector que bien podía ser productivo, pero que terminaba en aquella itinerancia que destruía cualquier esperanza o posibilidad de mejorar.

Fue en un grito sostenido y visceral que Cintrón canalizó su desesperanza ese último día de trabajo frente a aquel cúmulo de evidencias que señalaba directamente hacia la prevención para intentar evitar que jóvenes desventajados cayeran en aquel patrón de reincidencia. Lejos de quedarse sumida en la impotencia frente al sistema, investigó qué tipos de proyectos podían servir de modelo para nuestra realidad, de manera que pudiera haber una verdadera transformación del ser que implicara un cambio hacia el mejoramiento individual, familiar, colectivo.

Leer más: 20 años son veinte esperanzas renovadas

Les abren las puertas y entran con su música

Juventud de Cantera, Toa Baja y Loíza celebra su primer concierto en Sala Sinfónica

Por Mari Mari Narváez
OENEGÉ

Los ojos se le van abriendo como si volviera a sorprenderse. Y según continúa su relato, poco a poco también se les empiezan a llenar un poco de agua. Y es que Wanda Alverio mira hacia atrás y apenas puede contener la emoción. Hace apenas tres años, la directora de Programas Músico-Sociales de la Corporación Artes Musicales tuvo que empezar de nuevo junto a tres empleadas más. El programa de orquestas sinfónicas juveniles que durante años se había trabajado en la Corporación, fue relocalizado a otro lugar por órdenes administrativas. Pero ella no se quedó de brazos cruzados. Toda la experiencia y la sabiduría pero sobre todo el deseo de llevar música a los niños, niñas y jóvenes más marginados del País, hizo que creara otro proyecto. No tenían mucho, unos cuantos instrumentos en un almacén. Pero se movieron rápido, buscaron fondos y crearon el Programa de Bandas de Marcha. Desde entonces, ya han establecido tres centros de estudio musical para comunidades de escasos recursos: uno en Cantera, uno en Loíza y otro en Toa Baja. En todos se ofrecen clases de música, lectura, interpretación del instrumento, conjuntos, banda y hasta baile. Todos los años se celebran, al menos, dos conciertos al año.

Leer más: Les abren las puertas y entran con su música

PECES: Nadar contracorriente para crear comunidad

Mari Mari-Narváez
OENEGÉ


Nancy Madden sabe que los sitios los hace la gente. Son muchos los lugares que tienen una belleza muy especial, condiciones para la querencia, para la memoria larga, para la vida amable. En ese sentido, pudo haberse quedado en cualquiera de los muchos destinos a los que suelen enviar a las religiosas. A fin de cuentas, en todas partes se pueden sembrar relaciones.

Si esta monja nacida en Atlanta se quedó viviendo estas últimas tres décadas en Punta Santiago, Humacao, es porque fue ahí donde su trabajo echó vuelo, desarrolló un sentido mayor, creció.

"Donde quiera que uno va, se siembra. Donde establece la amistad, el amor, donde se dedica a una meta, a unos propósitos, uno se queda", dice Madden, fundadora del Programa de Educación Comunal de Entrega y Servicio, (PECES), una de las organizaciones de base comunitaria y sin fines de lucro más emblemáticas del País y cuya misión es "inspirar y facilitar el desarrollo social, educativo y económico de los jóvenes y residentes de Punta Santiago, Humacao y los pueblos del sureste de la Isla".

Leer más: PECES: Nadar contracorriente para crear comunidad

Abierta hasta el martes la decimoctava convocatoria al Premio Tina Hills

Cierran inscripciones al máximo galardón filantrópico en Puerto Rico

La convocatoria para el Premio Tina Hills por Servicio a la Comunidad de la Fundación Ángel Ramos vencerá este próximo martes 10 de diciembre, razón por la que la Fundación hace un llamado a las organizaciones sin fines de lucro (OSFLs) dedicadas al arte y la cultura, la educación y los servicios humanos, a someter sus solicitudes utilizando la nueva plataforma en línea en www.farpr.org.

El Premio de $150,000 es el galardón de mayor prestigio en la filantropía puertorriqueña. Fue instituido en 1997 con el propósito de distinguir la excelencia en servicios de las entidades no gubernamentales, así como su compromiso con el bien colectivo. Desde el año 2011 se concede además un premio de $15,000 a cada una de las tres entidades que resultan finalistas.

Leer más: Abierta hasta el martes la decimoctava convocatoria al Premio Tina Hills

Asesores Financieros Comunitarios: un grupo que sabe poner las cuentas al día

Mari Mari Narváez
OENEGÉ

Aquella noticia había impactado a una buena parte del País. Casa Julia, esa institución social que durante tanto tiempo se había responsabilizado por albergar a sobrevivientes de violencia doméstica y sus hijos, tenía que cerrar sus puertas. Como muchas otras veces, faltaban los recursos. Pero esta vez la situación se hacía aún más crítica, llevándolos al borde del cierre. Los directores de la organización acudieron al Colegio de Contadores Públicos Autorizados (CCPA) a pedir ayuda administrativa. El Colegio rápido activó a sus miembros voluntarios para ayudar en la supervivencia de la Casa Julia. Entre ese y otros muchos esfuerzos, las cosas empezaron a mejorar. Pero aquella situación de emergencia sirvió para que un grupo de esos contadores se diera cuenta de que el problema no era solo en Casa Julia. Eran muchas las Organizaciones Sin Fines de Lucro (OSFLs) que ofrecían servicios sociales vitales para el País pero sufrían de una serie de problemas administrativos que no les permitían ser exitosas. Desde presupuestos inexistentes o mal diseñados hasta insuficiencia de fondos, exceso de gastos, problemas estratégicos, de contabilidad, recursos humanos, entre otros. Fue ahí cuando nació el germen, la primera idea de lo que más tarde ese mismo año de 2007 se convertiría en Asesores Financieros Comunitarios (AFC).

Leer más: Asesores Financieros Comunitarios: un grupo que sabe poner las cuentas al día

Subcategorías

Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.