Centros Sor Isolina: retorno a las visitas

Cargados de suministros, buenos deseos y empatía, voluntarios y empleados de los Centros Sor Isolina Ferré ofrecen su Abrazo solidario a comunidades en necesidad.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

Si algo positivo ha legado el huracán María a los Centros Sor Isolina Ferré, es que la emergencia los ha llevado de vuelta a la práctica de visitar los hogares de personas en necesidad. Eso pide el momento de crisis provocado por el paso de huracán María y así lo han entendido los empleados del centro dedicado a educar a desertores escolares y encaminar hacia la independencia económica a comunidades desventajadas.

"Aquí estoy, no estás solo, te entiendo y en lo que pueda voy a ayudarte", asegura José Luis Díaz Cotto, principal oficial ejecutivo de los centros, sobre el significado de la campaña "Abrazo solidario", con la que han impactado a más de 12,378 personas desde el 9 de octubre en zonas cercanas a sus sedes en el norte y el sur de la isla.

Leer más: Centros Sor Isolina: retorno a las visitas

C3Tec: ciencia para renovar

El centro educativo cagüeño ofreció sus "Encuentros con la ciencia" en comunidades y ahora alberga un Stop and Go del gobierno con ayuda de voluntarios.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

Siete días después de la llegada del huracán María, algunos empleados del Centro de Educación y Tecnología (C3Tec) de Caguas se acercaron a las instalaciones del espacio ubicado en la calle Gautier Benítez 59 para comprobar que la sede no se libró de los daños evidentes en el resto de la isla. Cristales del techo de la segunda planta del espacio dedicado a la educación y el estímulo por las ciencias, cayeron al suelo quedando a la intemperie. Con la ayuda de un contratista, limpiaron, secaron, acondicionaron las alfombras mojadas y cubrieron con madera los espacios de ventanas y techos rotos.

Leer más: C3Tec: ciencia para renovar

Centro Esperanza: la alegría de volverse a ver

La enseñanza, la música, los juegos y el cariño vuelven a ser parte de la vida de pequeñines loiceños que regresaron a su escuela Montessori, luego del paso del Huracán María.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

Los abrazos fueron la norma durante el regreso a clases el pasado 16 de octubre, en el Centro Esperanza situado en Loíza. Sor Cecilia Serrano, de las Hijas de la Caridad San Vicente de Paul, tenía pegados a su falda a varios estudiantes de edad preescolar que le mostraban afecto y que, a su cobijo, aguardaban para saludar a los compañeros según llegaban.

De ese modo, la escuela que sigue la filosofía Montessori procuraba cierta normalidad en las vidas de pequeñines que, al igual que el resto de la isla, habían descubierto la furia de los vientos y el agua tras el paso del huracán María el pasado 20 de septiembre.

Leer más: Centro Esperanza: la alegría de volverse a ver

Nuestra Escuela: respuesta ágil

La necesidad estaba frente a ellos. Retomar las clases y alimentar estudiantes, sus familias y la comunidad fue la respuesta de Nuestra Escuela en Caguas y Loíza.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

Dos sonidos y un aroma marcan los pasos al subir las escaleras que llevan al segundo piso de la sede en remodelación de Nuestra Escuela en Caguas, ubicada en las esquinas Betances y Muñoz Rivera en el casco urbano criollo. Se escucha el trajín propio de la construcción a un lado y el intercambio entre estudiantes y maestros en clase del otro. De una improvisada cocina escapa el aroma a arroz guisado y picadillo de carne.

Esa es la nueva realidad de la escuela luego del paso del huracán María. Antes de ese momento, en su calendario estaba marcado el 11 de enero como día de inauguración de esa estructura. Ahora, a medio hacer, está ocupada por todos y la vida académica se empeña en ignorar el ruido de la calle, los sonidos de dos abanicos industriales y de las interacciones de los grupos en clases juntos en un mismo espacio.

Leer más: Nuestra Escuela: respuesta ágil

Cómo hacer lo que hace falta

No solo familias, iglesias y organizaciones sin fines de lucro han dado la mano en la reconstrucción del país. Esta compañía privada ha encontrado el gusto de servir.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

Ayudar a otros no es una tarea ajena en la lista de deberes de la compañía de servicios de contabilidad, BDO Puerto Rico. Con sede en Santurce, desde hace cinco años cuentan con un programa de ayuda comunitaria que, en principio, tuvo en la mira a las escuelas y estudiantes vecinos a quienes apoyaban con tutorías y becas.

Cuando quisieron hacer más, tocaron las puertas de la Fundación Ángel Ramos y de la Fundación Extra Bases para estructurar la logística de un plan de ayuda. "Queríamos brindar nuestras manos para hacer lo que hiciera falta", rememora Ryan Marín sobre BDO Cares, rama encargada de prácticas de responsabilidad social de la firma que cuenta con 250 empleados y 60 contratistas.

Leer más: Cómo hacer lo que hace falta

Subcategorías

Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.