Premio Tina Hills 2018: Museo de Arte Contemporáneo

Brindaron agua, comida y arte en su vecindario santurcino para sobrevivir durante la emergencia. Con la directora del Museo de Arte Contemporáneo, Marianne Ramírez Aponte, conversamos en torno a los proyectos que los llevaron a ser una de las siete organizaciones merecedores del Premio Tina Hills, edición especial 2018

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

El hambre en sus distintas manifestaciones atacó los días posteriores al huracán María. El Museo de Arte Contemporáneo (MAC) en Santurce, con su Programa Comunitario de Emergencia, pudo satisfacer no solo estómagos inquietos sino además mentes curiosas, corazones abatidos y almas cansadas, gracias a la efectiva catarsis que provocaron sus intervenciones artísticas en su sede y en comunidades aledañas. De este modo, se convirtieron en una de las siete organizaciones que recibieron el Premio Tina Hills, edición especial 2018, y su donativo de $50 mil.

Leer más: Premio Tina Hills 2018: Museo de Arte Contemporáneo

Premio Tina Hills 2018: P.E.C.E.S.

PECES apostó a la agilidad y a incluir a los alumnos en sus trabajos de servicio mientras reconstruía su comunidad. Su director José Oquendo comparte ganancias en conocimiento durante el proceso que los llevó a compartir el Premio Tina Hills, edición especial 2018 con otras seis organizaciones sin fines de lucro.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

Hoy, mirando a lo lejos aquellas horas y días extraños que siguieron luego que los vientos ciclónicos de María acabaron, valoramos la rápida respuesta después del estado de asombro en que quedamos. Como el resto del país, eso experimentó la comunidad de empleados y alumnos del Programa de Educación Comunal de Entrega y Servicio (PECES), una de las siete organizaciones ganadoras del Premio Tina Hills 2018. El galardón filantrópico les otorga $50 mil.

Con base en Punta Santiago, Humacao, la zona fue gravemente afectada y hoy renace con atención al impacto que el proceso tiene en la educación de sus estudiantes y en la estima de la comunidad.

Leer más: Premio Tina Hills 2018: P.E.C.E.S.

Premio Tina Hills 2018: Taller Salud

La capacidad de resiliencia femenina sobrepasó múltiples pruebas en Loíza luego de los ciclones Irma y María, y la organización Taller Salud estuvo ahí para propiciarlo. Conoce más acerca de una de las siete galardonadas con el Premio Tina Hills, edición especial 2018.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

Reconocer que aprovechar la sabiduría femenina tiene un efecto multiplicador en sus iniciativas, fue un gran talismán para la organización sin fines de lucro Taller Salud -una de las siete galardonadas con el Premio Tina Hills, edición especial 2018- durante su trabajo de recuperación en Loíza luego de los huracanes Irma y María. Como parte del premio recibieron un donativo de $50 mil.

“Nosotros llegamos a Loíza al día 5 del huracán María y, a ese día, ya ellas habían censado las comunidades, sabían cuánta gente estaba encamada, cuántos bebés había, cuántas personas necesitaban insulina, cuánto arroz quedaba, cuánta agua quedaba”, relata Tania Rosario, directora ejecutiva de Taller Salud. La entidad de base feminista comunitaria tiene sede en dicho municipio costero desde el 1989, y trabaja por el bienestar integral de las niñas, jóvenes y mujeres adultas.

Leer más: Premio Tina Hills 2018: Taller Salud

Siete organizaciones ganan el Premio Tina Hills 2018

San Juan, Puerto Rico - Jueves, 15 de noviembre de 2018 - Por su liderazgo, alcance y respuesta directa tras el paso de los huracanes Irma y María, siete organizaciones, de diversos tamaños y áreas de acción, resultaron hoy ganadoras de la Edición Especial del Premio Tina Hills, premiación que otorga anualmente la Fundación Ángel Ramos.

El Acueducto Rural Pedro Calixto, Casa Pueblo de Adjuntas, CREARTE, Hogar del Buen Pastor, Museo de Arte Contemporáneo, Programa de Educación Comunal de Entrega y Servicio (PECES) y Taller Salud son las organizaciones distinguidas con el galardón. El premio también conlleva un donativo especial de $50,000 a cada organización.

“En esta edición especial quisimos enaltecer el excelente  trabajo que realizaron las organizaciones sin fines de lucro tras la devastación causada por ambos fenómenos atmosféricos. Fueron estas organizaciones   las que sirvieron a las comunidades y su gente, especialmente aquellos más necesitados. El compromiso que tiene cada una de las organizaciones galardonadas para lograr la recuperación y un mejor  país merece el más sincero reconocimiento y nuestra distinción”, expresó el licenciado Rafael Cortés Dapena, presidente de la Fundación Ángel Ramos.

Desde 1997 el Premio Tina Hills es celebrado y, cada año, se reconoce  la trayectoria y labor social de una organización sin fines de lucro. La Fundación, en esta ocasión, decidió distinguir  a un grupo de organizaciones que ofrecieron servicios directos de respuesta y recuperación, durante y después del impacto de Irma y María, en áreas como servicios sociales, salud, educación, arte y cultura y, desarrollo económico.

Anteriormente,  solo se premiaba una organización con $150 mil y a tres finalistas con $15 mil. Sin embargo, el Puerto Rico que emergió el pasado año luego del paso de ambos huracanes llevó a la Fundación a redefinir  la edición 2018 del galardón. Esta edición especial contó con la participación de 116 organizaciones que trabajan alrededor de la isla.

"Siento una gran satisfacción porque todas las organizaciones que solicitaron a esta edición del premio fueron parte de esas miles de manos puertorriqueñas que sin esperar por nadie decidieron salvar, aliviar y reconstruir nuestro país. El Tercer Sector que tanto me enorgullece demostró una vez más no solo que sostiene con valentía a nuestra isla, sino que tuvo la fortaleza necesaria para levantarla física y anímicamente. Las organizaciones sin fines de lucro siempre han sabido lo que tienen que hacer y, cuando unos estaban sorprendidos o paralizados ante el difícil panorama con el que nos topamos, ellas empezaron a laborar guiadas por su espíritu de servicio. Nos halaga que la labor de siete de ellas sea reconocida en este Premio Tina Hills", indicó el licenciado Cortés Dapena. 

La evaluación de las solicitudes estuvo a cargo de  la Junta Consultiva del Premio Tina Hills, la cual está compuesta por profesionales de diversos sectores. Para la otorgación de premios, se utilizaron cinco criterios:  la resiliencia para reponerse y responder a la emergencia, la movilización de voluntarios y el desarrollo de alianzas; el liderazgo; la creatividad e innovación para adaptar y ampliar sus programas y servicios a las necesidades que surgieron tras los desastres; y, el alcance e impacto comunitario.

Por su parte, Laura López Torres, directora ejecutiva de la Fundación Ángel Ramos, expresó que: “Hoy  más que nunca necesitamos de la labor y el compromiso de las organizaciones comunitarias para mejorar las condiciones de vida de los puertorriqueños. Su liderazgo, su resiliencia, su capacidad movilizadora de la fuerza voluntaria, sus estrategias para estrechar alianzas, su creatividad y su manera de innovar representan un gran capital para desarrollar y sostener el bienestar social, económico y cultural en el país. Celebramos su arrojo, su empatía y la velocidad con la que ingenian nuevas formas de ayudar a aquellos que  más lo necesitan. Porque ellos existen y trabajan con ahínco, el país siente esperanza".

La premiación fue celebrada en el Museo de Arte de Puerto Rico y coincidió con la celebración del Día de la Filantropía. Las manos laboriosas se convirtieron en el hilo conductor del evento que contó con la participación de la casa Zapatero Films, junto a la compañía Agua, sol y sereno.

La actividad resaltó el legado positivo que esta experiencia crítica dejó en el Tercer Sector de cara al presente y al futuro. Valiéndose de pintura y dibujo, de música de flauta, violonchelo y violín así como de tambores, bailarines y de las voces de la mezzosoprano Patricia Cay y de Ronald Rosario, Agua, sol y sereno presentó vivencias compartidas por lo que se experimentó en la isla luego de los huracanes y cómo los ciudadanos aportaron a su renacer y florecer. Mientras, Zapatero Films documentó en vídeo entrevistas a representantes de una veintena de organizaciones sin fines de lucro que mostraron el amplio alcance de sus iniciativas en el periodo de estabilización y reconstrucción del país.

Para más información sobre el Premio Tina Hills y los esfuerzos programáticos de la Fundación Ángel Ramos, visite nuestra página web en www.farpr.org.

 

Espaciosa la nueva sede del Banco de Alimentos de Puerto Rico

Gracias a un donativo de Unidos por Puerto Rico, la organización contará con mayor espacio para maximizar sus ofrecimientos alimentarios.

Por Redacción Oenegé


Mariely Rivera, directora ejecutiva de Unidos por Puerto Rico; Denisse
Santos, directora ejecutiva del Banco de Alimentos de Puerto Rico e
Iván Báez, presidente de la Junta del Banco de Alimentos de Puerto Rico,
revisan los planos del nuevo edificio que albergará dicha organización
en Carolina. Foto / Suministrada

El Banco de Alimentos de Puerto Rico adquirió una nueva sede, a través de un donativo de Unidos por Puerto Rico, para fortalecer su misión de mitigar el hambre en las comunidades vulnerables en la Isla. Desde su nuevo hogar, que estará listo a principios de 2019, el Banco respaldará las necesidades alimentarias, ahora con una estructura y logística más amplia, eficaz y segura.

Leer más: Espaciosa la nueva sede del Banco de Alimentos de Puerto Rico

Así cantó el pueblo en Cataño

La artista Lizbeth Román recoge los sonidos de la comunidad en el proyecto “Cantar un Pueblo”, que ya puedes disfrutar en el Museo de Arte Contemporáneo.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé


Intervención de los residentes de Puente Blanco durante el evento de cierre celebrado en el MAC. Foto Suministrada

La voz de la artista puertorriqueña Lizbeth Román, su poderoso ‘performance’,  así como su manera ingeniosa de jugar con la palabra son parte de su sello distintivo. También, fueron la llave que le abrió posibilidades en la creación de su proyecto “Cantar un Pueblo”, que el pasado domingo, 21 de octubre estrenó en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) como parte del programa de arte y comunidad “El MAC en el Barrio: de Santurce a Puerto Rico”, edición 2018.

Leer más: Así cantó el pueblo en Cataño

Crece el Centro de Sostenibilidad Comunitaria de P.E.C.E.S.

P.E.C.E.S. amplía la misión de su Centro de Sostenibilidad Comunitaria para viabilizar la sólida reconstrucción de Punta Santiago.

Por Redacción Oenegé

 


Nancy Madden, fundadora de P.E.C.E.S., y José Oquendo, presidente de P.E.C.E.S., inauguran la exposición del CSC.
Foto Suministrada

El Programa de Educación Comunal de Entrega y Servicio (P.E.C.E.S.) celebró el pasado martes, 16 de octubre, el primer aniversario de su Centro de Sostenibilidad Comunitaria (CSC), que ahora dirigirá sus esfuerzos a promover la reconstrucción sostenible de Punta Santiago, Humacao y la región oriental de Puerto Rico.

Leer más: Crece el Centro de Sostenibilidad Comunitaria de P.E.C.E.S.

Servidores de oro reciben Medalla Sor Isolina

Seis personas, cuyas labores humanitarias tras el paso de los huracanes Irma y María por Puerto Rico trascendieron sus familias y comunidades, fueron distinguidas con el prestigioso reconocimiento.

Por Redacción Oenegé

El Premio a la Excelencia del Servicio al Prójimo Sister Isolina de Ferré, que otorgan anualmente la Cámara de Representantes y los Centros Sor Isolina Ferré, fue entregado este año a seis personas que se dedicaron a servir a los damnificados de los huracanes Irma y María más allá de sus comunidades, dejando a un lado incluso a sus familias y sus propias carencias para atender las necesidades del prójimo. 

Lilliam Rodríguez Capó lideró junto a otras organizaciones y un ejército de voluntarios una iniciativa de vacunación masiva y prevención de enfermedades a lo largo y ancho de la Isla. La doctora Sally Priester Sepúlveda convirtió su oficina médica en centro de acopio y llevó clínicas de salud, medicamentos y servicios médicos a las comunidades más aisladas. Giovanni Brignoni Iglesias, mejor conocido como “Iceman”, trascendió su trabajo como piloto de Fura para establecer puentes de comunicación entre familias y documentar la devastación causada por María. Ivelisse Pagán Esquilín y John Paul López Villegas tomaron acción para ayudar a los vecinos de las comunidades Bunker en Caguas y Las Margaritas en San Juan, donde residen respectivamente. Y un extraordinario grupo de voluntarios creó “The Night Crew” de WKUB y WPRA en Mayagüez para llevar aliento, esperanza y ayuda más allá del área oeste a través de las ondas radiales y ayuda directa a los damnificados.

Leer más: Servidores de oro reciben Medalla Sor Isolina

Fundación Ángel Ramos anuncia designación de Roberto Santa María como nuevo presidente

Efectivo el 1 de enero de 2019, la Fundación Ángel Ramos contará con un nuevo presidente, el contador Roberto Santa María, mientras que el licenciado Rafael Cortés Dapena continuará liderando la Junta de Directores de la institución

Por Redacción Oenegé

El CPA Roberto Santa María, un comprometido líder del sector social, se convertirá en el nuevo presidente de la Fundación Ángel Ramos a partir del 1 de enero de 2019. El anuncio fue hecho por el actual presidente, el licenciado Rafael Cortés Dapena, quien permanecerá como presidente de la Junta de Directores de la institución.

Leer más: Fundación Ángel Ramos anuncia designación de Roberto Santa María como nuevo presidente

El orgullo de exhibir en el Museo de Arte de Puerto Rico

La Segunda Bienal SalaFAR abrió en la importante institución cultural situada en Santurce y los creadores que en ella participan reflexionan sobre el evento.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

La inmensa puerta giratoria se abrió y cada artista entró a la Galería Miguel Antonio Ferrer, del Museo de Arte de Puerto Rico (MAPR), para encontrarse con sus obras. Ante ellos quedaba el montaje de la Segunda Bienal SalaFAR: En celebración de los 60 años de la Fundación Ángel Ramos, colectiva que ya abrió al público para presentar una muestra del trabajo que todos exhibieron en la Sala de Exposición de Arte Fundación Ángel Ramos, SalaFAR, entre los años 2016 y 2018.

Veintinueve piezas realizadas en medios como pintura, dibujo, fotografía, serigrafía y cerámica por los artistas Annie Saldaña, Antonio Martorell, Diana Dávila, Fernando Paes, Naimar Ramírez, Nelson Sambolín, Nereidín Feliciano, Sofía Arsuaga, así como Sandra Vázquez e Isamar Colón, para Taller Una, dejan ver no solo las preocupaciones colectivas sino además las individuales.

Según consignó en su escrito curatorial Juan Carlos López Quintero, curador en Jefe del MAPR, el trabajo expuesto permite “apreciar la variedad de temas y recursos empleados hoy por los artistas del archipiélago puertorriqueño”.

ABSTRACCIÓN

Tanto Sofía Arsuaga como Fernando Paes manejaron la abstracción en sus respectivas exposiciones. Arsuaga presenta en la bienal A fuerza de ser, Alas al viento y Ando a vuelo y, según Quintero, la creadora considera su trabajo el fruto de una meditación, “una exploración de su persona plasmada en capas de pintura que va raspando, dejando marcas y rastros”. “Se trata de una abstracción lírica que busca expresar un paisaje interior”, dice el curador del MAPR.


Sofía Arsuaga

Me siento orgullosa del producto”, dice emocionada Arsuaga. “Esto es un proceso, uno no llega aquí de la noche a la mañana, todos somos artistas que llevamos años trabajando para estar aquí y al ver tantos artistas diferentes, tanto trabajo diferente (pero) todo se reúne en uno. Es maravilloso ver las técnicas y estilos diferentes, siento que estoy en un lugar muy especial con personas muy especiales y talentosas ,así que gracias por la oportunidad”.

Sobre su exposición previa en SalaFAR asegura que “fue uno de mis grandes logros”, ya que presentó un cuerpo de trabajo al que le dedicó horas de empeño y reflexión. “Mi trabajo es como una experiencia espiritual, es una sanación. Para mí fue un proceso especial estar en esa sala tan bella, la exposición que tuve al público, el recibimiento de la Fundación, el respeto, fue sumamente especial tener esa experiencia”, indicó Arsuaga.


Fernando Paes

Otro que manejó la abstracción fue Paes cuya obra, según explicó en entrevista previa, parte de las manchas de pintura que sus alumnos derraman en los pisos del taller. “El artista encola la tela y al ponerla en contacto con el piso transfiere a ella las manchas, dándoles nuevas perspectivas. Son marcas y restos, huellas y paisajes recuperados”, describe López Quintero.

En la bienal presenta Composición 6 y Composición 4, dos lienzos inmensos. “Estar en el MAPR es el sueño de todo artista, creo que aquí se presentan los mejores y para mí es un honor estar aquí. Es una sala muy diferente, mucho más amplia y espero que el trabajo luzca, así como lució en SalaFAR”, mencionó Paes quien agregó que exponer en SalaFAR fue “tremenda experiencia”.

Primero porque es un grupo selecto de artistas, hay una curadoría, hay un proceso de selección que me siento honrado de haber participado. La sala es una maravilla porque es pequeña, pero permite un juego de trabajos pequeños y grandes. Solo quisiera agradecer mucho toda la oportunidad que nos han brindado”, agregó Paes.

CALIGRAFÍA

En esta bienal se presentan tres obras en tinta sobre papel de la maestra de la caligrafía, Nereidín Feliciano: En este mundo de plástico y de ruido…, Tejido Darío y Queda prohibido no convertir en realidad tus sueños.


Nereidín Feliciano

Si bien los trabajos seleccionados parten de textos que pueden ser perfectamente leídos y no intentan ser abstracciones, la cercanía de las letras y el trazo sinuoso nos presenta un tejido tupido de gran belleza plástica”, advierte el curador López Quintero.

Hoy me siento casi como Miss Universe, porque es la primera vez que hay caligrafía en el Museo de Arte de Puerto Rico”, confesó Feliciano durante la apertura.

Tener piezas en el Museo es un honor, un privilegio y además estoy en compañía de las nenas de Taller Una; de (Antonio) Toño Martorell, que es mi amigo; de Sofía Arsuaga, que fue mi estudiante; y de Diana Dávila, que fuimos compañeras en Sagrado (Universidad del Sagrado Corazón). Es bien importante para mí porque llevo unos cuantos años tratando de que la caligrafía se vea como arte, no como una cosita que se hacen diplomitas y sobres; eso sí se hace con caligrafía, pero además se hacen muchas cosas más y nosotros tenemos que ponernos al día, no solo con Estados Unidos sino también con Europa”.

FOTOGRAFÍA

Dos exponentes trabajaron la fotografía en el ciclo expositivo que abarca esta bienal, Annie Saldaña y Naimar Ramírez.

Saldaña muestra impresión digital con tinta pigmentada en Untitled, 2800 y One Brickell Square.


Annie Saldaña

Siempre en términos abstractos, pero esta vez geométricos, la joven fotógrafa Annie Saldaña Matías capta con su cámara escorzos de arquitectura donde el ritmo y la repetición son protagónicos. La artista invita al espectador para que aprecie aspectos de estética y composición, balance y armonía en las cosas simples”, propone el curador de la bienal.

Participar de la Segunda Bienal SalaFAR, llevándose a cabo en el Museo de Arte de Puerto Rico, es como un sueño hecho realidad. Es la primera vez que logro exhibir en el Museo, así que como artista emergente todos queremos poder llegar a exhibir en una institución de renombre así que la institución, junto con la Fundación, han creado en mi un efecto grandísimo al poder presentar mi fotografía ante un público más amplio, además de poder estar rodeada de la obra de otros artistas bien importantes y conocidos en lo que es la historia del arte en Puerto Rico. Realmente para mí es un honor”, confesó Saldaña.

Igual siente con respecto a su paso por SalaFAR, donde ofreció un taller educativo de fotografía que le resultó “bien interesante”. “Como educadora siempre me lleno de mucha gracia de poder ofrecer un poquito de mi información y mi conocimiento. Tuvimos niños pequeñitos, adultos, personas mayores, creo que lo más importante dentro de todo es poder ofrecer lo que uno hace; hacemos arte porque lo queremos compartir”, destacó Saldaña.

En el caso de Ramírez, muestra las obras Piedras, Rejas y Más – caras, en su mayoría impresas con tinta UV sobre acrílico. “Etéreas y sorprendentes son las máscaras de Naimar Ramírez. En sus obras, rejas, piedras y pergaminos cobran volumen, nos encaran mimetizadas”, dice desde su óptica curatorial, López Quintero.


Naimar Ramírez

Es un gran honor”, dice Ramírez sobre su retorno al Museo luego de exhibir en sus salas este mismo año tras resultar ganador a de la Beca Lexus para las Artes. “Estoy que todavía no me lo creo”.

Ha sido un año bien exitoso y rapidito y lleno de cosas. Estoy muy contenta de estar aquí, de formar parte de esta exhibición y que sea abierta al público que pueda venir a ver la variedad de edad, experiencia y trabajo que se presenta en SalaFAR”, dijo Ramírez.

La artista celebra además el público diverso que vio sus obras en SalaFAR y el contacto en el taller que brindó. “Hablar con adultos y niños, personas completamente diferentes y ajenas al mundo de las artes, sobre mi trabajo siempre es bien especial. Ellos me enseñan a ver un montón de cosas que quizás yo no estaba viendo o a darme cuenta de que quizás estaba, sub conscientemente, tratando de hacer un tipo de trabajo que no lo estaba quizás aceptando o pensando conscientemente en el proceso y resulta que al final tiene muchos niveles de contenido”, indicó.

CERÁMICA

El azul se impone en el trabajo en cerámica que presenta Diana Dávila en la bienal: Hacia el archipiélago de sueños, Viajeros todos y No me detengo.


Diana Dávila

Las tres obras de la ceramista y escultora Diana Dávila tienen que ver con el agua y las embarcaciones, metáforas del viaje, creando así contundentes abstracciones poéticas de nuestras vidas”, afirma López Quintero.

Este es un momento bien especial. El Museo ha sido parte especial de mi vida por muchos años, así que poder estar aquí con el grupo de todos los que han exhibido en SalaFAR en estos tiempos, pues estoy feliz. Me siento honrada y contenta de poder compartir aquí con todos los colegas artistas en esta Bienal”, mencionó Dávila.

Recordó que, dado a que “hacía mucho tiempo que no hacía una exhibición sola”, la experiencia en SalaFAR “fue bien significativa”.

Redondeó un cúmulo de trabajo de mucho tiempo, aunque todo se concentró en lo que hice en los últimos dos años antes de la exhibición”, comenta y agrega que también disfrutó en SalaFAR de “tener el flujo de la gente que no llega a una galería y tener la oportunidad de conversar con ellos, leer el libro y sus comentarios; eso lo hizo bien humano y personal”.

SERIGRAFÍA

Enriqueciendo la variedad de esta segunda edición de la Bienal SalaFAR, seis serigrafías sobre cerámica de tema navideño realizadas por el Taller Una son piezas donde prevalece la técnica y el espíritu religioso, testimonios de dos tradiciones muy puertorriqueñas: la Pascua y el grabado”, aseveró el curador López Quintero sobre la propuesta de este dúo creativo integrado por Sandra Vázquez e Isamar Colón.

Taller Una presenta Lluvia de estrellas, La trillita, A tu amparo, Magos de Oriente, Ofrenda boricua y Otra ofrenda.

Es un orgullo estar expuesta en estas paredes con artistas prestigiosos y conocidos y de otros medios que son bien diferentes al medio que nosotros trabajamos pero que igualmente son mágicos, como la serigrafía, porque te permiten transformar superficies, crear de la nada y presentarle a un público lo que está dentro de ti, lo que tú conoces. Al presentar algo de ti -y a través de estas paredes- yo estoy conociendo algo de estos artistas que a lo mejor no tuve el placer de visitar su exposición, y ahora estoy viendo un poco de cada uno de ellos”, sostiene Vázquez.

Poder trabajar para su muestra en SalaFAR el tema tradicional de la Navidad, el cual describen como “el tema que más nos gusta”, significó “un orgullo para nosotras”. “Nuestros recuerdos de la infancia, de nuestros amigos, los plasmamos en imágenes sobre papel, sobre losa y sobre madera y preparamos ese material para presentarlo en la SalaFAR, ya que la exposición se dio cerca de esa fecha”, explica.

DIBUJO

Dos grandes artistas nuestros también integran esta bienal. “Los maestros de la plástica Antonio Martorell y Nelson Sambolín basan sus obras en objetos cotidianos. El primero emplea pintura en aerosol y tinta para presentarnos sombrillas y sombreros donde no falta la silueta y la sombra de su persona. Son trabajos inquietantes y, como muchas de sus obras, autorreferenciales. Sambolín, por su parte, nos presenta una serie de elegantes gabanes de gran colorido, dos de ellos sobre estructuras de madera, obras también enigmáticas que nos remiten a la teatralidad de los roles sociales”, indica el curador López Quntero.

Sambolín muestra Illuminati 7, Illuminati 5 y Se recogen escombros.


Nelson Sambolín

Afirma que disfrutó ver sus piezas “en este contexto” y le parece que están “bien diseñados los espacios, las paredes y los ángulos versus lo tonal, lo delicado”.

El tiempo que uno le dedica a elaborar un color, una forma, como se confrontan esas dos cosas tan diferentes además la calidad de la obra que con todo y que es desigual, como corresponde a toda exposición colectiva, es de nivel”, resaltó Sambolín.

De inmediato comenta sobre su experiencia en SalaFAR, ya que puedo traer niños de la escuela en que estudió en su natal Salinas y coordinó un conversatorio sobre el impacto de María en instituciones, colecciones y coleccionistas, y se ofrecieron recomendaciones de cara al futuro.

SalaFAR me dio la oportunidad de hacer cosas que a mí me gusta hacer como traerme de la mano a los niños de mi barrio, cosa que yo mientras tenga la oportunidad lo hago. Los trajimos, compartimos, hicieron hasta una coreografía de los pajaritos. Yo les hago saber que su escuela es mi escuela, que yo vengo del mismo barrio de ellos y que yo no salí de ese barrio, yo soy de ese barrio, somos de ese barrio”, dijo.

Sobre el conversatorio señaló que “salió bien chévere, mejor de lo que yo pensaba, allí se dijeron cosas inteligentes”.

Aunque ausente en la apertura, la Segunda Bienal SalaFAR cuenta con las piezas Sombra, sombrilla y sombrero VIII; Sombra, sombrilla y sombrero XI; y Sombra, sombrilla y sombrero I, de Antonio Martorell.

Sigue pendiente al calendario de actividades educativas que traerá la Segunda Bienal SalaFAR: En celebración de los 60 años de la Fundación Ángel Ramos, que difundiremos en nuestras redes sociales en Facebook (FundacionAngelRamos), Twitter (FAROenegé) e Instagram (far_oenege), así como en la página www.mapr.org. Para más información, llame al (787) 977-6277.

Fotos: Javier del Valle

 

 

Subcategorías

Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web Analytics