Más de 90 días han pasado desde que María atravesó nuestro suelo y la contribución de ciudadanos activos que trabajan como voluntarios para el Tercer Sector es evidente. Celebramos su compromiso, su empatía, su voluntad y su solidaridad. Además, consignamos las cifras que demuestran la pertinencia de su labor en diversas organizaciones sin fines de lucro. Así Puerto Rico se pone de pie.

 

 


 

Ciudadanos activos energizan el Tercer Sector

Ante un complicado escenario económico, las organizaciones sin fines de lucro precisan de un voluntariado comprometido y estructurado para continuar atendiendo sus poblaciones.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé


Las estufas en Fondita de Jesús se mantuvieron encendidas gran parte del día después de paso del huracán María.
Foto / Javier del Valle

Ahora que nos queda claro que esa estabilidad que tanto ansiamos, luego del paso del huracán María, la debemos construir a diario, podemos mirar con lupa el escenario y los actores con los que contamos para rehacer nuestro País.


"Nosotros tenemos que aprender a hacer las cosas por nosotros mismos
y la ciudadanía tiene que entender que Puerto Rico va a echar para
adelante en gran parte dependiendo de los voluntarios y de una
ciudadanía activa", insistió el licenciado Rafael Cortés Dapena, presidente d
e la Junta de directores de la Fundación Ángel Ramos. Foto / Archivo

Para el licenciado Rafael Cortés Dapena, presidente de la Fundación Ángel Ramos, resulta esperanzadora la movilización de las organizaciones sin fines de lucro desde los primeros días tras el paso del ciclón y el trabajo de los voluntarios que se unieron a sus filas.

“He visto en el Tercer Sector una disposición para hacer el máximo esfuerzo en este momento histórico que vivimos como país, como también he visto mucho deseo de nuestra gente por ayudar, especialmente de la juventud y eso me llena de optimismo. Lo que estamos haciendo, en términos de apoyar la ciudadanía activa y el voluntariado, es lo correcto por lo que significa para el país”, afirma el Lcdo. Cortés Dapena aludiendo al esfuerzo de visibilizar, reconocer, movilizar y encausar el trabajo de la labor ciudadana como parte del proyecto #CiudadaníaActivaPR, creado por la Iniciativa de Desarrollo Organizacional de la Fundación.


Voluntarios y empleados comenzaron a atender a la comunidad santurcina
en el Museo de Arte Contemporáneo a pocos días de que el ciclón María
atravesara Puerto Rico. Foto / Javier del Valle

El presidente de la Fundación está seguro de que “el Tercer Sector es importante para lograr el país que todos queremos”. “Pero el Tercer Sector tiene recursos económicos extremadamente limitados y necesita de un apoyo, de esa mano adicional que aporta un voluntario. Si antes de María era importante el apoyo, después de María se convierte en crítico”, asevera.

Y esa relación entre voluntariado y organización debe darse sobre bases de responsabilidad y planificación certera.

“Entendemos que para que el voluntariado sea efectivo tiene que ser estructurado, eso quiere decir que las organizaciones tienen que saber sus necesidades (entre otros aspectos) y, por otro lado, los voluntarios tienen que tener el deseo de servir a esa organización y un compromiso de aportar a estas. No solo se trata de llegar un día a ver qué tarea pueden realizar, sino que tiene que ser un proceso bien estructurado; que cada parte sepa lo que necesita y puede aportar”, propone.

“Yo creo que el gobierno, y también el sector privado, tienen que entender que este Tercer Sector es clave para la recuperación de Puerto Rico y que puede rendir servicios a poblaciones más vulnerables de una manera muy costo efectiva”.

Formalizar esa relación de cooperación a mediano y largo plazo requiere planificación por parte del Tercer Sector. “Es la única manera que se puede realizar esa labor de forma efectiva, que sea gratificante para los voluntarios y para las entidades”.


Los comedores comunitarios en Loíza contaron con el apoyo de
Taller Salud. Foto / Javier del Valle

El momento crucial que vivimos como país –qué impacta en distintos planos a todos los residentes de la isla- trae consigo oportunidades de lograr con métodos más eficaces el trabajo que siempre se ha realizado. Las organizaciones sin fines de lucro no quedan excluidas de estas nuevas posibilidades. “Yo creo que el gobierno, y también el sector privado, tienen que entender que este Tercer Sector es clave para la recuperación de Puerto Rico y que puede rendir servicios a poblaciones más vulnerables de una manera muy costo efectiva”.


Empleados de la firma BDO activaron brigadas de voluntarios que
ofrecieron distintos servicios en organizaciones sin fines de lucro. Aquí la jornada en Hogar Ruth. Foto / Javier del Valle
 

El presidente de la Fundación asegura que la reconstrucción de Puerto Rico precisa de este trabajo que realizan entidades sin ánimo de lucro en las comunidades, “especialmente ante la debilidad presupuestaria del gobierno y los problemas que enfrenta el sector privado”.

“Para que el Tercer Sector pueda hacer una obra realmente significativa de país va a depender, en gran medida, de la ciudadanía activa y su servicio voluntario. Si no se logra ese apoyo, la labor que puede realizar el sector se minimiza”, reafirma el licenciado Cortés Dapena.

 

Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.