Sensibilidad y colores: receta para sanar

Luego de varios intentos y reflexiones emocionales ocurridas en talleres, participantes de La Fondita de Jesús crearon autorretratos que los libran de prejuicios y estigmas. Sus creaciones fueron exhibidas en el santurcino Museo de Arte Contemporáneo.

Por Tatiana Pérez Rivera ::Oenegé


Los retratos creados por los participantes de La Fondita de Jesús se exhiben en la Sala Creativa del MAC a lo largo del verano. Foto / Suministrada

Algo más que perfeccionar técnicas buscaba un grupo de estudiantes de arte –universitarios y egresados de la Escuela Central de Artes Visuales- así que acudieron al Museo de Arte Contemporáneo (MAC). Allí encontraron el Programa de Estudios Independientes (PEI) que, de la mano del artista José Luis Vargas, nació en enero del 2017 y fue la plataforma ideal para aprender sobre liderato, interacción comunitaria y los modos en que el arte no solo puede ser un elemento sanador, sino además una forma de visibilizar sectores poco atendidos.

Dos proyectos piloto arrancaron en esa época: el primero en Río Piedras en colaboración con el Proyecto Cauce y el segundo en el MAC junto a la organización sin fines de lucro La Fondita de Jesús, que sirve a personas sin hogar y propicia su reinserción en la sociedad.


Marianne Ramírez Aponte, directora ejecutiva del MAC, recibe la visita
de los participantes de La Fondita de Jesús. Foto / Suministrada

Entonces el huracán María alteró realidades, pero no propósitos. El grupo de estudiantes mermó debido a la emigración y el PEI se concentró entonces en la población de personas sin hogar que atiende La Fondita de Jesús, bajo el proyecto “Sensibilización colectiva: jornada por los derechos de las personas sin hogar”. Los logros de esa labor fueron consignados en la muestra de trabajos y en la campaña “¡Somos a Color!” que se exhibe en el primer piso de la institución que ocupa el Edificio Histórico Rafael M. de Labra, situado en la Avenida Ponce de León, Parada 18, en Santurce.

Dieciséis jóvenes usaron sus nuevos conocimientos para interactuar con un grupo de participantes de La Fondita de Jesús, guiarlos en talleres que utilizaban conceptos de arte para narrar sentimientos y trabajar con vivencias difíciles, además de encaminarlos en la libre expresión mediante el dibujo, la pintura y el collage.

Vargas, mentor de los jóvenes, resaltó que una de las huellas fundamentales que deja esta iniciativa del PEI es “el apoderamiento para el diseño de proyectos y el trabajo educativo con estos jóvenes que fueron protagonistas, además de La Fondita de Jesús”.

“Fue bien importante aprender a conocer más una comunidad y a cómo tener el mejor tacto para hacer el mejor tipo de intervención con personas que usualmente no tienen estas oportunidades”.

“Ya yo puedo confiar en que ellos pueden seguir expandiendo; aprendieron a diseñar proyectos y conocieron esa filosofía de recurrir a los diálogos de comunidad. Cuando comenzamos el trabajo con los jóvenes queríamos que aprendieran esas destrezas de liderazgo y de toma de decisiones en cuanto a cómo ser protagonistas en el diseño de proyectos y experiencias comunitarias”, puntualizó el líder.

Vargas afirma que los jóvenes recibieron capacitación diversa; aprendieron a crear una propuesta y un presupuesto, a dialogar con la comunidad para estructurar un plan de trabajo partiendo de esas necesidades identificadas y a dividir tareas. “Fue bien importante aprender a conocer más una comunidad y a cómo tener el mejor tacto para hacer el mejor tipo de intervención con personas que usualmente no tienen estas oportunidades”, afirmó.


Aspiraciones y elementos de fortaleza espiritual integraron algunos de
los collages trabajados en los talleres. Foto / Suministrada

Los participantes de La Fondita de Jesús acudieron al Museo de Arte Contemporáneo a conocer la colección de arte de la institución durante un recorrido guiado ofrecido por los jóvenes. Luego se trasladaron a la sede de la organización en Santurce donde se ofrecieron los talleres de sensibilización colectiva. Dinámicas de auto-exploración y talleres creativos guiaron a los participantes de La Fondita a presentarse al mundo según ellos se perciben. De este modo, se persigue derribar los estigmas externos al resaltar la individualidad de cada persona.

“La idea era que a través del collage y la pintura pudieran empezar a hacer un autorretrato, a hablar de sí mismos y a organizar visualmente un retrato libre de ellos y ellas hasta que al final terminamos haciendo un retrato realista. Esos retratos se exhiben en la Sala Creativa del MAC que está en el primer piso”, indica el mentor sobre la apertura de la muestra el pasado junio.

Y LLEGÓ EL COLOR


Dinámicas de auto-exploración ayudaron a los participantes a presentarse
en sus retratos según ellos se perciben. Foto / Suministrada

De manera simultánea a estos esfuerzos, el PEI creó la campaña “¡Somos a Color!”, que tiene como meta traer atención al décimo aniversario de la Carta de Derechos de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico de la que dispone la población sin hogar, así como promover el conocimiento sobre los derechos y beneficios de la Ley para crear el Concilio Multisectorial, instituida para su apoyo en el año 2007. La campaña exalta, además, la belleza de un ser, de una voz, de un rostro.

“Hicimos cuñas, vídeos, dimos un taller de serigrafía, creamos un poster y los usamos para pasquinar junto a la gente de La Fondita (de Jesús). Ahora, junto a algunos muchachos del programa, se está capacitando a 25 líderes jóvenes del MAC para el diseño de un mural, junto al Colectivo Moriviví, en el que se reseñará la vida de las personas sin hogar”, adelanta Vargas quien opina que “ahora es que comienza lo más importante”.

“A raíz de esta experiencia lo más importante del proyecto es el seguimiento, que sería hacia dónde vamos. Estamos pensando en hacer documentales, acabamos de fundar una casa productora dentro del MAC, estamos adquiriendo equipos para hacer trabajo multimedia y documentales sobre personas sin hogar, pero enfocándolo en la importancia del arte entre estas poblaciones”, explica.

La diversidad de experiencias traumáticas que marcan las vidas de personas sin hogar hace apremiante el uso del arte como técnica de desahogo, de confrontación y superación.

“Estos jóvenes se hicieron responsables de estas personas en La Fondita y enriquecieron sus relaciones interpersonales. Eso es bellísimo”.

“Hay una dimensión terapéutica en el arte que tenemos que seguir alimentando, que sigan inyectándole recursos y fondos a esos proyectos en las comunidades. Necesitamos que la gente suelte el golpe de María, aunque Puerto Rico es un país en crisis antes de eso. El arte puede ayudar muchísimo a lograrlo; en la medida en que tengamos personas saludables en lo mental y en lo físico, sus aportaciones al país serán más grandes”, vaticina.


¡Misión cumplida! Algunos jóvenes del Programa de Estudios
Independientes del MAC posan durante una pausa. Foto / Suministrada

Sin embargo, antes de llegar a ese paso, Vargas hace una pausa para exaltar la labor de los jóvenes que encamina en el PEI.

“Ellos han hecho una aportación grandísima para que esto se transforme en una tradición; esto es un derecho, hay que trabajarlo y profundizar en él. Estos jóvenes se hicieron responsables de estas personas en La Fondita y enriquecieron sus relaciones interpersonales. Eso es bellísimo”, celebra Vargas.

“Nos sentimos sumamente orgullosos de este proyecto que incorpora a los jóvenes en la agenda y reconstrucción del País y que promueve la colaboración interinstitucional”, destacó mediante comunicado de prensa Marianne Ramírez Aponte, directora ejecutiva y curadora en jefe del MAC.


Detalle de la campaña "¡Somos a color!", creada de forma simultánea
con los talleres para celebrar el décimo aniversario de la adopción por
parte del gobierno local de la Carta de Derechos de las Personas
sin Hogar. Foto / Suministrada

“Destacamos su pertinencia en este momento de gran peligro colectivo que enfrenta Puerto Rico en el que el perfil de personas sin hogar se amplía como resultado de la crisis económica y del impacto de los huracanes que dejó un número mayor de personas incluyendo mujeres, estudiantes universitarios y personas desempleadas sin techo”, agregó.

Por su parte, Socorro Rivera Rosa, directora ejecutiva de La Fondita de Jesús, agradeció tanto a la institución cultural como a los jóvenes del PEI la iniciativa que describió como “uno de los logros más significativos de La Fondita de Jesús, impactando no solo al individuo, sino también la política pública del país”. “Estamos muy entusiasmados(as) con este proyecto", comentó Rivera.

Para darle continuidad a la iniciativa, el MAC habilitó una sección en su página web, www.mac-pr.org, en la que cualquier persona o institución interesada podrá realizar sus donativos. Para más información, llame al (787) 977-4030, extensión 228 o escriba a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Fotos / Suministradas

Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web Analytics