Premio Tina Hills 2018: Taller Salud

La capacidad de resiliencia femenina sobrepasó múltiples pruebas en Loíza luego de los ciclones Irma y María, y la organización Taller Salud estuvo ahí para propiciarlo. Conoce más acerca de una de las siete galardonadas con el Premio Tina Hills, edición especial 2018.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

Reconocer que aprovechar la sabiduría femenina tiene un efecto multiplicador en sus iniciativas, fue un gran talismán para la organización sin fines de lucro Taller Salud -una de las siete galardonadas con el Premio Tina Hills, edición especial 2018- durante su trabajo de recuperación en Loíza luego de los huracanes Irma y María. Como parte del premio recibieron un donativo de $50 mil.

“Nosotros llegamos a Loíza al día 5 del huracán María y, a ese día, ya ellas habían censado las comunidades, sabían cuánta gente estaba encamada, cuántos bebés había, cuántas personas necesitaban insulina, cuánto arroz quedaba, cuánta agua quedaba”, relata Tania Rosario, directora ejecutiva de Taller Salud. La entidad de base feminista comunitaria tiene sede en dicho municipio costero desde el 1989, y trabaja por el bienestar integral de las niñas, jóvenes y mujeres adultas.

De inmediato crearon ocho categorías de ayuda para poder medir continuamente cómo cambiaba la necesidad y la urgencia en la comunidad: agua, alimentos, medicamentos, higiene, limpieza, salubridad, supervivencia y recuperación. Dividieron el pueblo en tres zonas y con un liderato inicial de diez personas realizaron reuniones semanales para asegurarse que la ayuda que consiguieron atendiera necesidades específicas. Así sirvieron 20,000 personas de todas edades y allegaron 16 voluntarios.


Representación de la organización Taller Salud junto al licenciado
Rafael Cortés Dapena, presidente de la Fundación Ángel Ramos y
María Jaunarena, presidenta de la Junta Consultiva del Premio Tina Hills 2018
(a la extrema izquierda) y de Laura López, directora ejecutiva de la
Fundación Ángel Ramos y Diego Suárez Matienzo, director del Comité
de Desarrollo Organizacional de la Fundación Ángel Ramos (extrema derecha).
Foto / Alberto Bartolomei

“El espacio de aprendizaje del huracán tiene muchas capas de uno asombrarse de las herramientas, la capacidad, de la resistencia, de la potencia de las ideas”, opina Rosario. “Así que para nosotras fue una experiencia mixta. Siento que nos mostró bien claramente que hay unas voces que están ausentes en los espacios de toma de decisiones que son claves y que la consecuencia de estar ausentes es que sufren desproporcionadamente”.

En Taller Salud aspiran a construir una sociedad inclusiva, con comunidades activas que aboguen por su salud íntegra e impulsen su desarrollo solidario. Sus ofrecimientos se centran en cuatro puntos claves: salud integral de la mujer, violencia de género, violencia intercomunitaria y desarrollo económico comunitario. Lo viabilizan mediante talleres, manejo de casos y grupos de apoyo, campañas de concienciación comunitaria, servicios sicológicos, mediación de conflictos, alcance comunitario, liderazgo juvenil y apoyo a los proyectos de empresarismo con mujeres.

“A quién le sirve, a quién le ayuda que nosotros sigamos repitiendo que los desastres son naturales y cómo cambia tu análisis de tu realidad si lo natural son eventos y el desastre es social”.

“Para mí el futuro ya empezó, el futuro es hoy. Yo he visto el gozo, el sonido de la risa de mujeres, el gozo de escuchar su propia voz y yo agradezco la oportunidad de estar ahí para verlo. Yo he escuchado mujeres que no sabían que eran líderes, no lo sabían el día antes del huracán”, comenta Rosario sobre loiceñas transformadas.

Recuerda una asamblea realizada a finales del año pasado en la que terminaron a oscuras porque la gasolina que alimentaba la planta eléctrica se agotó. El diálogo se centró en el concepto de desastre natural.  

“A quién le sirve, a quién le ayuda que nosotros sigamos repitiendo que los desastres son naturales y cómo cambia tu análisis de tu realidad si lo natural son eventos y el desastre es social. Qué implica eso con respecto a evitar o, por lo menos, minimizar la consecuencia”, cuestionó la directora de Taller Salud para luego resaltar que en los diseños de respuesta no se incluye “a la gente que más se afecta de verdad”.

“Debo insistir en el asunto de las mujeres porque las mujeres se afectaron desproporcionadamente en este y otros desastres. Para mí es importante que lo empecemos a hablar con las niñas y con las jóvenes para que la socialización no nos haga que nos tardemos tanto en darnos cuenta de los líderes que éramos”, cierra Rosario la plática.

Ojalá y la idea camine un largo trecho y deje a su paso una estela de líderes sensibles listas para actuar.

 

Foto: Alberto Bartolomei




Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web Analytics