Abre la primera Tienda Solidaria en una universidad local

Basado en el intercambio de productos por horas de servicio voluntario, el proyecto es resultado de los esfuerzos de colaboración entre UAGM y el proyecyo Ciudadanía Activa PR de la Fundación Ángel Ramos.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé


Los estudiantes deben realizar las horas de trabajo voluntario a lo largo del semestre en que tomaron los materiales.
Foto / Javier del Valle

Yanira Matías estudia su quinto año de Administración de Oficinas en la Universidad Ana G. Méndez (UAGM) en Cupey. Pertenece a múltiples organizaciones estudiantiles, pero hay una en particular que le motiva: Ciudadanía Activa PR.


"Aquí hay gente que ayuda gente", resaltó orgullosa Astrid Morales,
gestora de la iniciativa Ciudadanía Activa PR de la Fundación
Ángel Ramos. Foto / Javier del Valle

Al igual que otra veintena de jóvenes, Matías se unió a las filas del voluntariado en este proyecto que nació hace cerca de tres años cuando la Fundación Ángel Ramos y colaboradores como esta institución educativa, buscaban maneras de impulsar el voluntariado como método de desarrollo estudiantil y de apoyo al trabajo que realizan organizaciones sin fines de lucro en el país.

Para concluir el primer ciclo de esta iniciativa social -y para anunciar el establecimiento de la primera tienda solidaria en una universidad local-, se realizó una actividad la semana pasada en el Anfiteatro Souffront de la UAGM. La tienda solidaria permitirá a estudiantes adquirir artículos que necesitan para su vida universitaria como materiales escolares, alimentos no perecederos e indumentaria para entrevistas de trabajo, y el pago se realizará en horas de trabajo voluntario a lo largo del semestre.

Matías muestra a sus compañeros las fichas de colores que determinarán el valor de cada producto en horas de servicio. 


Yanira Matías, estudiante de quinto año de UAGM, muestra la chapa
que determinará el valor de los artículos seleccionados en la tienda
solidaria. Foto / Javier del Valle

“Me ha gustado esta experiencia”, comentó la joven a Oenegé. “Yo fui al Hospital del Niño, a un albergue de envejecientes en Trujillo Alto y a actividades de limpieza de playas. Aquí en Puerto Rico necesitamos ayudar a la gente, ponerse en sus zapatos; qué necesitan, qué le falta. A mi me ha tocado ver muchas cosas, no solo en la universidad sino también afuera, personas que no tienen ni un dólar para comer. Me gusta servir a los demás. Yo les digo a los estudiantes de primer año que se metan en esta experiencia porque además de estar en su resumé y abrirles puertas, les va a ayudar toda la vida. Así también das el ejemplo para que otros sigan ayudando a otras personas”.

Al momento, la universidad trabaja en habilitar un espacio permanente para la tienda que ubicará donde estaba el antiguo gimnasio. Los estudiantes lucen entusiasmados, orgullosos con la posibilidad de que la tienda sea una realidad. Otros alumnos, curiosos, se acercan a las mesas provisionales con materiales escolares como los que habrá en la tienda solidaria. La organización Save the Campus se alió al proyecto.

El rector Carlos Padín Bibiloni confirmó que además del espacio permanente, ya cuentan con “los compromisos para siempre tener lo que se va a surtir en la tienda”.


El trueque solidario permitirá intercambiar materiales escolares, ropa
y alimentos por horas de trabajo voluntario. Foto / Javier del Valle

“Lo más interesante es que queremos que el espacio lo corran los estudiantes, que se apoderen del proyecto, nosotros simplemente nos vamos a convertir en facilitadores para que este proyecto sea un escenario de trabajo voluntario”.

Padín agregó que “los estudiantes se han preparado para esto” ya que a lo largo de un año han recibido conferencias que puntualizan la importancia de la responsabilidad social.

“Después de María, muchos estudiantes se dieron cuenta de su importancia para recuperar su comunidad y su comunidad universitaria, y este proyecto (Ciudadanía Activa PR) los está ayuda do a ellos a enfocarse en cómo hago esa labor comunitaria. Ahora con este ejercicio de la tienda están entusiasmados porque ven otras posibilidades que enriquecen, no solo su área académica, sino en su rol como líderes de la comunidad y eso está en nuestra misión”, explicó el rector en un aparte con Oenegé.

LOS CAMPEONES

Astrid Morales, gestora de Ciudadanía Activa PR, indicó en la actividad que el reto lanzado a la comunidad universitaria fue “conócete, define y defiende tus valores para que sean congruentes”.

“El servicio voluntario lo seguimos definiendo como una oportunidad de transformar el país”, resaltó Morales, consultora en Desarrollo Organizacional para la Fundación Ángel Ramos.


El rector de la Universidad Ana G. Méndez en Cupey, Carlos Padín Bibiloni,
resaltó que el espacio será trabajado por estudiantes ya que ellos fungirán
como "facilitadores". "Ellos se han preparado para esto", dijo en torno
a los alumnos voluntarios. Foto / Javier del Valle

La fuerza universitaria de voluntarios se nutrió de integrantes de diversas asociaciones, de alumnos becados y los de primer año que entran al programa FIJIS. Los estudiantes se enfrentaron a definiciones como emprender, concepto que Morales definió como “asumir con valentía el querer hacer algo por un proyecto”. Además aprendieron a también percibir el servicio como una forma de evidenciar competencias para su desarrollo profesional.

Los jóvenes reflexionaron a lo largo de este periodo sobre su legado como líderes. “Sobre todo un líder que se posiciona desde la solidaridad”, mencionó Morales.

El Plan de Servicio Voluntario incluyó entre 20 y 30 horas de labor directa en organizaciones que apoya la Fundación Ángel Ramos. Unos 365 estudiantes fueron capacitados y ofrecieron 1,750 horas de servicio que se traducen en $22,242.50 a la economía del país.

“Este ha sido un modelo poderoso que en su fase piloto logró aportar a transformar el país”, celebró Morales.

Al escenario subieron algunos estudiantes de la iniciativa -Tatiana Pedroza, Ninoshka Flores, Yanira Matías, Paula Torres, José Morales, James Pérez y los profesores Moisés Laguna, Suzel Rodríguez y Roxanna Colón. Morales los describió como “los champions de Ciudadanía Activa PR”.

También estuvieron presentes en la actividad Edenmarí Class Montijo, gerente de Comunicaciones y Desarrollo Organizacional de la Fundación Ángel Ramos y Arturo Morales Ramos, coordinador de voluntariado de Ciudadanía Activa PR en UAGM.

Fotos: Javier del Valle

Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web Analytics