Defienden su labor ante el Senado


 

Organizaciones sin fines de lucro demuestran sus aportaciones al país de cara a los posibles recortes presupuestarios a las asignaciones que reciben

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

Era el momento y el lugar. De cara a la confección final del presupuesto general del País, representantes de las organizaciones sin fines de lucro aprovecharon sus turnos durante la vista pública celebrada esta semana para presentar un cuadro claro de la labor que realizan y cómo se afectaría en caso de disminuir los fondos gubernamentales que reciben.

El presupuesto sometido para el próximo año fiscal anticipa recortes de poco más de $28 millones en los donativos legislativos y las asignaciones especiales dirigidos a estas.

Convidados por los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes, Eduardo Bhatia y Jaime Perelló, respectivamente, además del presidente de la Comisión de Hacienda en el Senado, José Nadal Power, portavoces de fundaciones y organizaciones sin fines de lucro ofrecieron información detallada sobre los modos en que a diario vinculan necesidad y oportunidad con servicio.

Comenzó Laura López Torres, directora ejecutiva de la Fundación Ángel Ramos, quien fungió como representante de un grupo de fundaciones dedicadas a apoyar la gestión de las organizaciones sin fines de lucro en Puerto Rico. El grupo esta compuesto por Fondos Unidos de Puerto Rico, Fundación Ángel Ramos, Fundación Banco Popular, Fundación Comunitaria de Puerto Rico, Fundación Flamboyán, Miranda Foundation y Titín Foundation.

 López resaltó que las organizaciones sin fines de lucro deben considerarse aliadas del Gobierno, "más aún en este momento de crisis fiscal". "Venimos a ofrecer nuestro apoyo para juntos lograr aumentar el conocimiento acerca de las organizaciones sin fines de lucro que operan en Puerto Rico, cómo su trabajo aporta a nuestra economía y constituye una fuerza de transformación social para el País".

Describió que el Tercer Sector lo conforma una amplia y diversa gama de organizaciones sin fines de lucro como hospitales, escuelas, instituciones culturales, organizaciones de bienestar social, cooperativas y entidades de base comunitaria.

"La creación de dichas organizaciones surge por el deseo de los ciudadanos y ciudadanas para mejorar la calidad de vida del País y su operación se basa en principios distintos al de la rentabilidad y el lucro, con una estructura y finalidad que no son los gubernamentales. El Tercer Sector se diferencia del sector privado -que busca crear ganancias privadas- y del sector gubernamental, cuya función es proteger el bien público", resaltó López.

Las fundaciones integran el Tercer Sector. "Nosotros ocupamos ese espacio intermedio en el que los recursos privados se encauzan hacia el bien público", dijo López, "en ese marco, las fundaciones somos fuente esencial de apoyo económico".

Su importancia radica, argumentó la directora, "en que las organizaciones que lo componen proveen las bases para una sociedad más participativa y democrática".

"El Tercer Sector ofrece un escenario en el que personas de distintos trasfondos se integran para trabajar por una causa común. Cada año se dan cientos de actividades voluntarias de servicio en las que confraternizan personas, cuyos caminos probablemente no se hubieran encontrado de otra forma. Así sirven muchas de estas organizaciones como puente en una sociedad que sufre difíciles divisiones. Tras su gestión diaria, las organizaciones sin fines de lucro han acumulado un conjunto extenso de peritajes, modelos y prácticas innovadoras y replicables -varias de estas basadas en evidencia- que constituyen un referente para otros sectores", explicó López.

En su ponencia López utilizó, además, cifras contenidas en la reciente edición del Estudio de las Organizaciones sin fines de lucro en Puerto Rico, realizado por la firma Estudios Técnicos y comisionado por las organizaciones de apoyo que representa López.

El Estudio detalla que se identificaron un total de 11,570 organizaciones activas al 2014, de las cuales el 22% son organizaciones de base comunitaria. Sus servicios representan una aportación que sobrepasa los $2.2 billones al Producto Nacional Bruto o 6.6%.  Por otro lado, contribuyeron con la creación de aproximadamente 150 mil empleos, lo cual representa el 16% del empleo total en Puerto Rico.  A esto se añaden alrededor de 400 mil personas que sirven como voluntarios y voluntarias, cuyo tiempo equivale a 23,633 empleos a tiempo completo.


"Es así como, año tras año  -y de acuerdo a un estimado también conservador- las organizaciones sin fines de lucro brindan servicios a más de 700 mil personas. Apróximadamente, una de cada cinco personas en Puerto Rico se beneficia de la gestión del Sector", resaltó López quien subrayó además que ante la crisis, las entidades que representan continuarán apoyando al Tercer Sector "como inversionistas, pero también apoyándolos en su evolución, transparencia y búsqueda de alternativas".

Conscientes de que se avecinan recortes, ya sea en donativos, asignaciones legislativas o por contratos con agencias del Gobierno ante la dificultad económica que atraviesa Puerto Rico, López sugirió "que estos sean mínimos y fundamentados en un análisis que considere los servicios y poblaciones a ser afectados".

"Entendemos que existe una necesidad de reducir gastos, pero recortar a este sector, tendría un efecto adverso multiplicador en otros aspectos sociales y económicos, con repercusiones mucho más complejas y difíciles de cuantificar en dólares y centavos. Por último, ante el costo que las organizaciones sin fines de lucro le evitan al estado, exhortamos transferir al Tercer Sector servicios que actualmente rinde el Gobierno. Claro está, acompañada de una justa compensación por el valor de la gestión a realizar".

APROVECHAR LA MAGIA

José Luis Díaz, director ejecutivo de los Centros Sor Isolina Ferré, fue uno de los portavoces que representó en la vista pública al movimiento Una Sola Voz, que la semana pasada congregó ante el Capitolio a miles de participantes y trabajadores adscritos a 140 organizaciones sin fines de lucro en la Isla para visibilizar sus rostros, su labor y demostrar el impacto que tendrían en sus labores los anunciados recortes presupuestarios.

Como un frente unido optaron presentarse en la vista pública tras reconocer que así "le hacemos más justicia a nuestras poblaciones".

"Las puertas de nuestras 140 instituciones están abiertas para corroborar nuestro impacto, contamos con mecanismos de rendición de cuentas y somos auditadas por agencias gubernamentales e inversionistas constantemente y nosotros nos cuidamos con auditorias internas. Estamos aquí para defender esa continuidad y ese vínculo directo e inmediato entre la necesidad y el servicio que ofrecemos. Ustedes, al igual que las organizaciones sin fines de lucro conocen el estado de necesidad", dijo Díaz a los senadores y legisladores presentes.

Díaz aludió al decreto de Estado de Situación Social Apremiante en Puerto Rico, creado por la Asamblea legislativa mediante la resolución conjunta número 75, aprobada el 16 agosto de 2013.

En gran parte, afirmó Díaz, el llamado del movimiento Una sola voz, proviene de esta resolución.

Agregó que ante los retos económicos y sociales que vivimos, anualmente aumenta la demanda de servicios en las organizaciones y las aportaciones del Estado disminuyen.

Especificó que los fondos asignados del presupuesto general para el año fiscal 2014-2015 a cerca de mil organizaciones fue de $120,124 en donativos  legislativos y $69,137 en asignaciones especiales.

"Estos 89 millones, $261 constituyen menos del 1% del total de los fondos del presupuesto disponible. La matemática, honorables senadores, es sencilla. Con tan solo menos del 1% del presupuesto del fondo general conseguimos otros recursos para crear el 16% de empleos del País e impactar el 20% de la población. Hay que aprovecharse de esta magia, nosotros usamos ese 1% para canalizar recursos que de otra forma no le llegarían a nuestras comunidades", acotó Díaz.

Dichas aportaciones gubernamentales son "fundamentales" para hacer pareos con otras fuentes de fondos, al coordinar el trabajo con voluntarios y "ofrecer bienes y servicios a personas que no los podrían recibir de otra forma". "El recobro de esta inversión no es lucrativa", advirtió Díaz, "es social".

Entonces el portavoz habló del presupuesto sometido para el próximo año fiscal que contempla recortes de $28,124 de los cuales $15,939 proviene de asignaciones especiales, mientras que $12,185 arriba del segmento de donativos legislativos.

"Honorable Senador, ya hemos recibido a través de los años suficientes recortes. Exigimos cero reducciones tanto en la partida de donativos legislativos como en asignaciones especiales. El  reclamo de Una Sola Voz es que no se altere la estructura actual de inversión pública en nuestras organizaciones sin fines de lucro y que se mantenga esta inversión con la que multiplicamos el impacto a más de 700 mil personas anualmente", pidió Díaz.

Por su parte, Lillian Santos, directora ejecutiva de la Sociedad Americana del Cáncer, presentó en su intervención "los rostros humanos" de estas cifras. Mostró ante los senadores casos concretos de ciudadanos de distintas edades que han experimentado diversas situaciones de salud, drogadicción o sociales quienes con la ayuda y la mentoría de las organizaciones sin fines de lucro transformaron sus vidas de modo positivo.

Sus logros van desde culminar el cuarto año de escuela superior, dejar atrás la adicción o las calles, aprovechar casas de apoyo durante el tratamiento para recobrar su salud, obtener becas universitarias, reorganizar su vida tras la pérdida de todos sus bienes, superar sus expectativas y condiciones de vida ante diagnósticos desafiantes de salud o superar miedos mediante expresiones culturales y artísticas, entre otras.

"Les acabo de presentar las caras, los rostros de nuestras causas", celebró Santos, "estas son algunas de las historias. Las organizaciones aquí presentes coordinamos y ofrecemos servicios directos educativos, de salud, de arte, cultura, recreación, de deportes y prevención de violencia. Cómo no conmoverse antes sus historias".

Los números se convirtieron en historias de éxito. De los senadores depende que se multipliquen.

Este reportaje es parte de la serie especial de Oenegé “Tercer Sector: Aquí está la huella”.


Lea AQUÍ la ponencia presentada por Laura López Torres, directora ejecutiva de la Fundación Ángel Ramos, en representación de un grupo de fundaciones.


Lea AQUÍ la ponencia presentada por el movimiento “Una Sola Voz”.


Escuche AQUÍ algunas de las expresiones.


 

 

Fotos por Juan Carlos Álvarez Lara

 

 

 

 

Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.