• Mi vida en letras :: Nereidín Feliciano

  • Alzada en vuelo :: Sofía Arsuaga

  • Marcas y restos :: Fernando Paes

  • TU Navidad :: Taller Una

  • Viajeros todos :: Diana Dávila

  • Bienal SalaFAR

Pintar desde el recuerdo

En su exhibición Dorado en SalaFAR, la artista Connie Anna Martín invita a sentir el paisaje más allá de la imagen en el lienzo

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé

Mirar el paisaje o reconocerlo no será suficiente. Que el espectador pueda sentirlo es la meta que la artista Connie Ann Martín se propuso al crear los once lienzos que integran su nueva exhibición individual Dorado, que abrió al público en la Sala de Exposición de Arte Fundación Ángel Ramos (SalaFAR), situada en Hato Rey.

Allí permanecerá abierta al público, con entrada gratuita, hasta este próximo 10 de julio.

"Son paisajes interpretados no son realistas", aclara de entrada la artista ponceña radicada hace varios años en Dorado.

Esos paisajes que tanto ha visto en su devenir cotidiano por la zona doradeña, llevaban almacenados en su mente hasta ahora cuando se convirtieron en la materia prima de este cuerpo de obras.

 "Más que nada son detalles de paisajes, de la naturaleza, no hay palmas ni mar; de lo que veo parten estas obras", expone la artista sobre las piezas reunidas en lo que es su novena exposición individual.

Dorado se nutre de seis piezas que terminan convirtiéndose en once lienzos, ya que hay dos trípicos y un díptico pintados en acrílico sobre tela. Paisaje de reflejos, Petrea en flor, Desprendimiento, Paisaje en transición, Al son del viento y Simbiosis son los títulos de los trabajos que, en su mayoría, fueron pintados en el 2014.

"Esta es una evolución de muchos años de pintura", define la veterana artista el proceso creativo de estos paisajes líricos, "quería lograr que las personas vieran la naturaleza de manera diferente, que se fijaran en el detalle, en las luces y en los colores. Más que mirar, quiero que vean".

Y que sientan. Martín afirma que para vivirlos, el espectador debe prestar atención a detalles de luz y color en los lienzos que aportan a la experiencia.

"Tienes que dejar que el paisaje te envuelva con sus luces de atardecer, uso los rojos, los anaranjados como en la pieza de catorce pies Paisaje en transición que empieza en la mañana y llega hasta la noche", menciona Martín cuya obra siempre  aprovecha una paleta en tonos brillantes, así como los contrastes que juntos provocan luz y sombra.

Graduada de arte en el 1972 de la Universidad del Sagrado Corazón, Martín asegura que "llevo pintando toda la vida" de modo que ha pasado por distintas etapas de creación. Ha trabajado el paisaje lírico, la abstracción, los bodegones y los retratos en óleo, acrílico, pastel y serigrafías.

"He participado en muchas exhibiciones con muchos temas pero ahora el paisaje es distinto, no es abstracto ni es realista", dice.

"Cuando uno empieza a pintar comienza a imitar la naturaleza lo más realista que pueda y te vas bien impresionista, pero Dorado es más expresionista", define la artista cuya obra Séptimo día integra la colección del Museo de Arte de Puerto Rico.

La pieza Paisaje de reflejos lo comenzó todo. Fue la primera de la exhibición en ser pintada y captura una fiesta de destellos entre las nubes, la luz y el movimiento del agua.

"No te diría que fui motivada por nada, simplemente tú empiezas a pintar y te dejas llevar por el recorrido de imágenes mentales que tienes y la pieza cobra vida. No pinto la naturaleza sino la impresión que me causa, Dorado es la expresión de lo que veo. Por eso defino este trabajo más como expresionista, aquí pinto más del recuerdo que de realidad".

Siguiendo con Paisaje de reflejos como ejemplo, Martín aclara que no es lo mismo decir que pintó uno de los lagos cercanos a un campo de golf que suele observar en la zona, a llegar a este y reconocer que inspiró la creación de la imagen. "Empecé a trabajar con el lago en la mente, como yo lo había visto, y de ahí seguí. Por eso es casi al revés el proceso".

En el caso de Simbiosis, la pieza "es más realista" a juicio de su creadora.

"La puse en la exhibición porque es parte de todo lo que estaba trabajando. Es un árbol muerto que tiene un montón de parásitos que le dan vida. Ellos necesitan un soporte y él los necesita a ellos para verse vivo porque no tiene una sola hoja. Esta es la única pieza en la exhibición que es un poquito más realista", advierte.

Podrás visitar Dorado en la SalaFAR de lunes a viernes, en horario de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. Para más información llama al (787) 763-3530.

 

Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.