Abogacía para construir soluciones

¿Quién puede aprovechar el recurso de la abogacía? ¿En qué se diferencia del cabildeo? ¿Por qué es un deber utilizarla? Aquí te contamos.

Por Tatiana Pérez Rivera  :: Oenegé


Ante las senadoras Nayda Venegas, Itzamar Peña y Zoé Laboy, líderes del Tercer Sector alertaron sobre la invisibilidad de los
menores en el contexto de la violencia doméstica y explicaron por qué deben recopilarse datos sobre ellos. Foto / Suministrada

La abogacía denuncia una situación y educa a quienes deciden sobre ella o a quienes la padecen. De otra parte el cabildeo, además de señalar el problema y proponer soluciones, intenta influir en proyectos de ley que puedan afectarlo. Tanto Ana Yris Guzmán como Marcos Santana Andújar, copresidentes del Movimiento Una Sola Voz, coinciden en un punto específico: ambos recursos deben ser aprovechados por el Tercer Sector todo el año para promover y defender sus misiones.  

“Nos toca al movimiento seguir fortaleciendo a las organizaciones en el tema de la abogacía y el cabildeo por los recursos para lo que hacemos, porque no basta con atender poblaciones vulnerables, nuestro trabajo no va a tener sentido si no abogamos”, resaltó Santana quien dirige además la Red por los Derechos de la Niñez y Juventud de Puerto Rico que ofrecen servicios directos de prevención secundaria.

Trabajar efectivamente, pero en el anonimato como ha sido la costumbre hasta ahora entre el Tercer Sector, ya no es suficiente para captar nuevos donantes de fondos o voluntarios. 

“En el contexto del país en el que vivimos, donde la crisis fiscal ha acaparado todas las discusiones y la crisis social ha sido invisibilizada, si no visibilizamos las necesidades y los retos de las poblaciones que atendemos, si no hacemos el ejercicio de abogar con la gente que atendemos, no tiene sentido el trabajo”. 


Marcos Santana Andújar, de la Red por los Derechos de la Niñez y
Juventud en Puerto Rico y Damara González Carlo, directora de Hogar
Fátima, participaron de una vista pública para impulsar cambios en
las leyes de adopción en Puerto Rico. Foto / Suministrada

Santana menciona como ejemplo el hipotético caso de niños que aparecen en un río y el Tercer Sector se dedica a rescatarlos pero, en tanto no acuda al lugar desde donde se lanzan, no se resuelve el problema. Parte de las acciones para solucionarlo incluye verbalizar el dilema y ventilarlo. Cuando lo llevas a cabo, ya estás ejerciendo abogacía. 

“¿Qué implica la abogacía? Incidir en la construcción de política pública, monitorear que esa política pública se construya, realizar aportaciones para el rediseño de las agencias”, dice Santana, “hay que ventilar las situaciones de las poblaciones y las necesidades de las organizaciones y de la gente para que tenga sentido nuestro trabajo. Los problemas que afectan nuestras comunidades son estructurales. Si no los atendemos, nos pasaremos la vida sacando niños del río”.

Diseñar estrategias para abrir canales de comunicación efectivos con personas que deciden sobre las poblaciones que ocupan a las organizaciones, es un requisito. Incidir en la construcción de “buenas y mejores” políticas públicas que impacten a las poblaciones atendidas es otro. 

“Y eso implica monitorear proyectos de ley, escribirlos y proponerlos, velar que se cumplan las políticas públicas. Las manifestaciones o los piquetes también son estrategias, son válidas y las reconocemos, pero hablar de abogacía es pensar en este macro amplio de oportunidades. Es importante que podamos ver la abogacía como una herramienta importante para todo el año porque si no, estaremos acerándonos todos los años (a los legisladores) solamente para la gestión de fondos”, dijo Santana.


Reunión de abogacía juvenil en la Red de por los Derechos de la Niñez
y la Juventud en Puerto Rico. El grupo identifica problemas y presenta
proyectos de ley para mitigarlos. "Es poderoso insertar a los jóvenes en
procesos de abogacía", indica Marcos Santana, copresidente del
Movimiento Una Sola Voz. Foto / Suministrada

“Incluso, esa evaluación de asignación de fondos debe estar acompañada de un análisis de factores actualizados como sería el cambio demográfico, debe tener esa mirada responsable en torno a lo que realmente hay que invertir”, agrega.

El copresidente del MUSV también alertó en torno al discurso que deben llevar las interacciones de las organizaciones con los medios de comunicación, con los políticos y hasta en redes sociales. “Debemos dejar claro que este es un asunto de derechos humanos, no es un asunto de dádiva. Nuestra gente no necesita pena, merece reconocimiento de derechos, es de ellos que debemos empezar a hablar porque las organizaciones están llevando una carga pesadísima en el país de la que no se habla”, puntualizó.

La meta es aprovechar el año para que mejore el proceso y que la llegada de la aprobación del nuevo presupuesto sea “menos accidentada”. “Que no tengamos que estar el mismo día de la sesión legislativa en el ‘floor’ presionando”, menciona una de las condiciones ideales para el comienzo de cada año fiscal.

POR QUÉ NO SE USA LA ABOGACÍA

Desconocimiento de sus posibilidades de alcance y miedo a que le provoque la pérdida de asignaciones gubernamentales serían dos razones primordiales para que las organizaciones sin fines de lucro no hagan uso del recurso de la abogacía. Igual sucede con el cabildeo.


Las organizaciones sin fines de lucro han realizado gestiones de abogacía
así como manifestaciones para exigir atención del gobierno y del público
a los problemas que enfrentan las poblaciones que atienden.
Foto / Archivo FAR

En Puerto Rico destacan dos tipos de cabildeo: directo y de base. Existen unas reglas que especifican los límites de esas gestiones, creadas por las agencias federales que regulan las exenciones contributivas que solicitan las organizaciones sin fines de lucro. Se deben rendir reportes sobre la cantidad destinada a cabildeo y el castigo máximo por no cumplir las reglas sería la pérdida de la exención contributiva. Un ejemplo de esto serían las directrices creadas por el Internal Revenue Service (IRS). 

Las abogadas del bufete McConnell Valdés, Helen Salichs y Lillian Mojica Toro, ofrecieron un taller sobre el tema a organizaciones no gubernamentales, coordinado por la Hispanic Federation y la Coalición Legal para Puerto Rico.

“De lo que he podido percibir durante la presentación que se hizo es el temor a que, de alguna manera, el expresar sus opiniones en pro de la misión o algún asunto que le atañe a la organización pueda redundar en ellos perder la exención 501(c)(3)”, dice Salichs, directora del Programa Pro Bono del bufete, sobre una de las exenciones del código federal que puede solicitar una organización. En el ámbito local, aplica la exención 1101.01(a)(2)(A).

“En términos legales”, agrega la licenciada Salichs, “te diría que la abogacía es algo que toda organización tiene el derecho de hacer, bajo las limitaciones que pueda tener el reglamento del IRS. No está absolutamente prohibido”.

Sin embargo, si hay una prohibición absoluta que comparten tanto el código local como el federal es que la organización se una a campañas políticas. Mantener al día los reportes que registran actividades de cabildeo es altamente recomendado. 


 ¿Qué es cabildeo?

1-Es el acto de influenciar legislación.

2-Incluye acción por el Congreso de los Estados Unidos, cualquier legislatura de un estado, consejo local o cuerpo de gobierno similar con respecto a leyes, proyectos de ley, resoluciones u otros asuntos similares (como sería la confirmación legislativa de un nominado), o por el público en un referéndum, enmienda constitucional o procedimiento similar.

3-También incluye acciones con gobiernos extranjeros.

4-NO incluye acciones por agencias o cuerpos administrativos o las ramas judicial y ejecutiva.


Tipos de cabildeo

1-Directo: Influenciar legislación mediante comunicación con un miembro o empleado de un cuerpo legislativo o un empleado u oficial de gobierno (que no sea del cuerpo legislativo) que pueda participar en la formulación de legislación.

 

2-Indirecto: Tiene lugar a través del público (grassroots). Influencia legislación afectando la opinión del público general o de un segmento de la población.


¿Qué es abogacía?

1-Es todo lo que no es cabildeo o intervención en actividad política.

2-Consiste en acciones o declaraciones hechas para recomendar o argumentar a favor de una causa, para apoyar, defender o pedir a favor de otro.

3-Las entidades sin fines de lucro no tienen límite en la abogacía siempre y cuando no crucen la línea hacia la actividad política.

4-Algunas formas de abogacía permitidas serían organizar comunidades o educar a quienes hacen política pública y al público sobre la misión y los objetivos de una organización.


 

Fuente: Programa Pro Bono del Bufete McConnell Valdés

Fotos / Suministradas






Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web Analytics