“Se puede llegar mucho más lejos de lo que uno piensa”

Lo dice Minely Millán Reyes, una joven boricua ganadora del National Gold Award Girl Scout que se otorga a nivel de la nación estadounidense a los mejores 10 proyectos que solucionan de forma permanente una situación en su comunidad.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé


"Nos dijeron que si queríamos el cambio teníamos que cambiar la ley y eso hicimos", cuenta la joven premiada, Minely Millán
Reyes, de la Tropa 252 de Toa Alta. Foto / Suministrada

Minely Millán Reyes quiso mejorar una situación y lo logró. El camino que transitó entre la idea que surgió en su cabeza, el desarrollo de la misma, su ejecución y, finalmente, el premio que recibió, ha sido la mejor prueba de que “se puede, a pesar de lo que diga cualquiera”.

Con 16 años, la estudiante senior del Colegio Puertorriqueño de Niñas interesó al senador Juan Dalmau en su propuesta para identificar en la licencia de conducir a las personas sordas con el logo internacional de la sordera y, además, creó un curso virtual para aprender lenguaje de señas que se usará en la Academia de la Policía. Ambas medidas entraron en curso para aprobación gubernamental y la propuesta de Minely le ganó la máxima distinción de las Girls Scouts of the USA: el National Gold Award Girl Scout.


Tanto el senador Juan Dalmau, que acogió el proyecto de la joven
desde el principio, como su colega Miguel Laureano (en la foto), presentaron
informes positivos sobre la propuesta enmienda a la ley. Foto / Suministrada

Proyectos que resolvieran de modo permanente un problema en la comunidad realizados por las jovencitas en el nivel Ambassador, el más alto en la organización escutista y al que pertenece Minely, fueron sometidos por concilios de todo Estados Unidos, incluido el del Caribe al que pertenece nuestra isla. De entre ellos se seleccionaron los mejores diez y en ese selecto grupo figura el de Minely. La ceremonia de premiación se realizó el pasado octubre en Nueva York y la boricua recibió una beca de $20 mil  para estudios universitarios.

Las capacidades de liderazgo de la joven le abrieron el complicado camino para lograr su cometido y el resultado se siente muy bien.

“Trabajé con el senador Juan Dalmau y su asesor Krenly Cruz, para redactar y someter un proyecto de ley para enmendar la “Ley 22 de vehículos y tránsito de Puerto Rico” para que se incluyera el logo internacional de la sordera en la parte delantera de la licencia de las personas sordas. Sé que va a evolucionar pero estará bien”, explicó Minely quien ya depuso en la vista pública donde se atendió el Proyecto 1025 con el que se enmendará la Ley 22, el cual ahora será considerado en el Senado.

Sobre el vídeo educativo que diseñó, creó y se usará en la Academia de la Policía, indicó que les permitirá a los cadetes “educarse en el lenguaje de señas básico para que se puedan comunicar con la comunidad sorda en caso de una intervención o que la persona necesite ayuda”. “La falta de comunicación de ambas comunidades, la sorda y la fuerza policíaca, no solamente en Puerto Rico sino en el mundo, ha tenido graves consecuencias”, advirtió la joven quien entró en contacto con este tipo de expresión durante el periodo en que fue educada en el hogar por su madre Midelí Reyes.

DE LA IDEA AL PROYECTO

En octavo grado, Minely se integró a la Tropa 252 de las Girl Scouts de Puerto Rico, al último año del nivel Cadete. Se reúnen en Toa Alta. Luego fue Senior y ahora Ambassador. El proyecto requerido en esta etapa en que está dentro del grupo es el llamado “medalla de oro”, y exige que logre un cambio permanente para solucionar un problema que afecte la comunidad. 

“De nunca hacer una medalla, iba a hacer la más grande, la de oro. Pero tuve un equipo de trabajo brutal. Obviamente mis padres, Mideli y Héctor, estuvieron apoyándome en cada paso, mi hermano Nathan me ayudó a editar el vídeo; mi líder de tropa, Marizulma Príncipe; Alondra Toledo, mi mentora de proyecto; Ness Marie Tolinche, la directora ejecutiva de nuestroConcilio; Kresly Cruz, asesor del senador Juan Dalmau; y, en la Policía, el comisionado Henry Escalera. Y claro, Papá Dios es al primero que agradezco porque sembró en mi esa iniciativa. Con todo ese apoyo y con la pasión y esa mentalidad terca que yo tengo pues se logró”, resume sobre su éxito.

“Nos dijeron que si queríamos el cambio teníamos que cambiar la ley y eso hicimos”.

Los “no” que escuchó en el camino, no la desanimaron. El primero vino de la dirección del Departamento de Transportación y Obras Públicas que no encontró el proyecto “ni necesario ni pertinente”. “Nos dijeron que si queríamos el cambio teníamos que cambiar la ley y eso hicimos. Nos reunimos con los senadores que nos teníamos que reunir y empezamos el proceso de cambiar la ley; en eso estamos, a punto de que cambié”, dice sobre el proceso que ha tomado poco más de un año.

Ahora se radicó el informe positivo por parte de la Comisión de Infraestructura que atiende el proyecto, dirigida por el senador Miguel Laureano. “Dalmau y Laureano están bien motivados con el proyecto y escribieron el informe positivo. De ahí tengo entendido que pasa al Senado y pasa a la Cámara, ellos votan y luego pasa a la Gobernadora. Ya está en calendario, está corriendo”, celebró la joven que contempla estudiar un bachillerato en Literatura y en Teatro para luego estudiar Leyes “y me encantaría ser abogada para la comunidad sorda”.

El pasado verano, Minely se enteró que su proyecto había entrado en los diez mejores de la nación estadounidense, en agosto viajó a Nueva York a grabar una campaña publicitaria relacionada y el 11 de octubre recibió el premio. 

“Este proceso me ha comprobado las capacidades con las que yo cuento, mis destrezas, mis talentos, mi fortaleza, todo con lo que cuento en mi mochila de la vida que me ayudará a ser exitosa más adelante. Y le agradezco a mucha gente porque la razón mayor por la que puede lograr esto fue mi equipo”, dice la joven residente en Toa Baja.

“Se puede llegar mucho más lejos de lo que uno piensa si uno se esfuerza, se esmera, le mete corazón y pasión”, finaliza Minely.

¿Alguien lo duda?

Fotos: Suministradas

 

Suscríbase a nuestro Boletín

Queremos decir lo que hace nuestra gente...

la que trabaja en las comunidades, las voces de la filantropía puertorriqueña, las organizaciones que apoyamos, las ganadoras del Premio Tina Hills y aquellas que aporten al desarrollo de nuestro país por vía del Tercer Sector.

Dirección

Postal
PO Box 362408
San Juan PR 00936-2408

Física
Edificio Fundación Ángel Ramos
Ofic. #302, 3er Piso
Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico 00918

Contáctenos

(787)763-3530

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web Analytics