Pinturas y/o dibujos - Nelson Sambolín

 

Pinturas y/o dibujos
Nelson Sambolín

7 / febrero / 2018


Cuando se mira una obra de arte, hay un encuentro entre dos perspectivas.  La primera es, obviamente, la del artista, que no necesariamente está limitada a la imagen representada en la obra. Todo lo contrario: hay una invitación más amplia a la reflexión.

 

Por otro lado, está la del espectador, que la mira y la percibe desde sus circunstancias muy personales. Es por esto, precisamente, que una obra podrá tener miradas muy distintas, tantas como personas la contemplen. Evidentemente, el artista conspira a esos efectos.


La primera vez que vi estas pinturas y dibujos fue en el taller de Sambolín en el Jardín Botánico de la Universidad de Puerto Rico, donde es artista residente. Al acercarme a cada una de las imágenes, y luego a cierta distancia con una perspectiva más panorámica, las figuras creadas —me refiero a las pinturas sobre tabla, 6 imágenes masculinas y una femenina— me indicaban que habían comparecido a un evento de importancia. Advierto, además, que era un grupo muy diverso, a pesar de compartir varios hilos conductores, como la base de madera de pino, los clavos, los ganchos y la misma materia prima para impartir los distintos colores.

 

Al observar las pinturas y los dibujos, no pude desvincularme de los tiempos azarosos que estamos viviendo, de la crisis fiscal, de la indigna e insensible Junta de Control Fiscal, presidida por un personaje con ínfulas de monarquía, y de la percepción negativa tan generalizada que tenemos todos sobre lo que está sucediendo en el país en estos momentos. Es difícil desvincularse de esa realidad que actúa como un prisma para todo lo que percibimos.

 

Habían comparecido, pues, a un evento relacionado con los tiempos tumultuosos que estamos viviendo; pero comparecieron tan solo las vestiduras. Podríamos pensar que se trata de los atuendos huecos de esos mismos integrantes de la Junta, personajes vacíos, sin materialidad alguna, ajenos a la realidad de los que más están sufriendo la crisis; en fin, fantasmas.

 

Pero quiero pensar que la convocatoria de Sambolín es otra, que esas piezas simbolizan la gran diversidad de sectores que conforman nuestro entorno social. Parecería que fueron creadas para extendernos una invitación o, más bien, para reclamar nuestra participación. Esas indumentarias nos dicen que ellas están listas y es imperativo que nos coloquemos dentro de ellas: en primer lugar, para ubicarnos coherentemente en la apertura de la exposición y en el mundo del arte; y, en segundo lugar —y más importante aún—, para que nos coloquemos dentro de las que mejor nos asienten o con las que nos identifiquemos porque todo el mundo es bienvenido y no hay tiempo que perder.

 

Lo importante es participar en la concertación; en la concertación por el país y por el arte. Recordemos que con frecuencia el arte nos dirige en la dirección correcta.

 

 

Julio E. Fontanet Maldonado

 

 

 

 

Nelson Sambolín


conversa sobre su obra en SalaFAR

.

.

 

Mapa navegación

[email protected]

(787)  763-3530

Edificio Fundación Ángel Ramos
1er piso, Ave. F.D. Roosevelt #383
San Juan, Puerto Rico

Lunes a viernes
8:00 a.m. a 5:00 p.m.