Martes, 04 Octubre 2016 18:34

La dicha de ser parte

Written by
Rate this item
(0 votes)

Una vida plena para el estudiantado sordo del país es posible con atención individualizada, compromiso y esfuerzo. El Colegio San Gabriel para Sordos ya domina la fórmula.

Por Tatiana Pérez Rivera :: Oenegé


Kendra no puede esperar a mostrar su obra.

Porque por años los bautizaron como integrantes de "la ciudad del silencio" es que tan poco se sabe de ellos. Pero si alguna vez cruzas el portón del Colegio San Gabriel para Sordos en Puerto Nuevo, te quedará claro que allí hay alegría, infinita capacidad de aprender y muchas ganas de descubrir el mundo. No todo el tiempo se escucha el alboroto usual de una escuela con estudiantes desde prekinder hasta cuarto año, pero tampoco hay silencio. El viejo apodo se deshace.

"Lo que sucede con el colegio es lo mismo que con la población sorda en general, el oyente que no ha tenido acceso piensa en el sordo como un mundo de silencio, de tristeza, de no tener un acceso al sonido. Así que cuando se habla del sordo se dice 'bendito, no puede escuchar la música maravillosa o irse a la playa' y uno se imagina una cosa que es totalmente contraria a la realidad", resalta la directora del Colegio, la vasca Izaskun Capataz, especialista en educación que al llegar a Puerto Rico carecía de experiencias con la comunidad sorda.


Procedente de España, Izaskun Capataz arribó a la Isla en el 2011,
con la encomienda de aprovechar su experiencia profesional para
encaminar el centenario Colegio San Gabriel para Sordos.

"Puedo hablar como oyente que se convirtió en parte de la comunidad sorda y es una bendición conocerla. Cuando uno empieza a descubrir se da cuenta de todos esos mitos y errores que hay en la comunidad, ve la magnitud y el impacto de la ignorancia. Me atrevo a decir que al día de hoy la barrera no la tiene ni la pone el sordo, la barrera la tiene y la pone el oyente", puntualiza Capataz.

Así que, con conocimiento de causa, la directora define la población con la que ha trabajado desde el año 2011 como una "feliz".

"(La población sorda es) de las más alegres que he podido conocer, solidaria y creativa. Tienen un potencial artístico excepcional, especialmente en las artes relacionadas con la pintura porque son muy visuales. Por otro lado, uno se olvida que Beethoven era sordo; a nivel musical tenemos un proyecto que hemos comenzado hace poco. Son unos artistas maravillosos. Cuando uno se acerca a conocer esta comunidad, definitivamente el que sale ganando es el oyente porque la accesibilidad está en nuestra mano", manifiesta para luego agregar que ambas partes deben propiciar el acceso y la integración en igual medida.

"Podemos hacer la vida del sordo de más calidad", dice la líder del Colegio que ganó el Premio Tina Hills en el 2005.

"Me atrevo a decir que al día de hoy la barrera no la tiene ni la pone el sordo, la barrera la tiene y la pone el oyente".

Según el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, en la isla la población sorda alcanza las 151 mil personas. No se sabe con precisión sus edades.


Maestras y alumnos de la clase de Inglés hacen una pausa
durante un examen para saludar.

Al menos, en el Colegio San Gabriel para Sordos estudian 50 estudiantes entre prekinder y cuarto año de escuela superior. Además, cuentan con un proyecto de intervención temprana que comprende entre los 0 a 3 años y suele tener 18 participantes.

El Colegio se fundó en el 1904 por la congregación de hermanas estadounidenses Sagrado Corazón de Baltimore, quienes atrajeron sordos a su congregación debido a que una de sus integrantes, Sister Francis, carecía de dicho sentido. Luego en el 1956, las Hermanas Franciscanas Inmaculada de origen español, se hicieron cargo del Colegio, puesto que entre sus misiones estaba la educación de sordos. Sesenta años después todavía siguen vinculadas al centro educativo.

 

ASÍ SE APRENDE

Parcial, profunda, por neuropatía. Las causas de la sordera son variadas. Para escuchar, algunos solo requieren de un implante coclear -aparato que luce como un imán redondo unido a un audífono-, el cual permite que un estímulo auditivo se transforme en un impulso eléctrico nervioso que llega al nervio y permite que ocurra la decodificación del sonido. En este mundo variado se suman los sordos con otras condiciones como puede ser la ceguera. Así de heterogénea es la matrícula en la escuela.


Estudiantes de nivel elemental juegan en el recreo.

"La metodología que trabajamos en el Colegio es muy individual", indica Capataz. "Trabajamos en base al Plan Educativo Individualizado (PEI). Somos privado en apariencia, pero público en esencia porque los servicios son gratuitos. Los estudiantes vienen referidos por la Secretaría Asociada de Educación Especial del Departamento de Educación".

Siempre y cuando los alumnos puedan retornar a casa el mismo día, son admitidos en la escuela. Sepa que de pueblos costeros como Salinas o de la montaña como Barranquitas, a diario arriban estudiantes.

Dos corrientes educativas marcan el paso en la escuela: el Programa de Educación Oral y el Programa de Comunicación Total.

Capataz expone que al programa oral asisten estudiantes con implante coclear desde prekinder hasta primer grado. Allí se les fortalecen las destrezas auditivas para que desarrollen habla-lenguaje. La meta es que luego del primer grado se integren en la corriente regular del sistema de educación en el país.

De otra parte, el Programa de Comunicación Total comprende desde los grados prekinder a duodécimo. Se trata de estudiantes que no han desarrollado destrezas de habla-lenguaje, así que necesitan desarrollar otras destrezas adicionales de comunicación.

"Se usa la biolectura y la pantomima entre una serie de estrategias que se acceden para que el estudiante aprenda la información", expone.

 

DE SEÑAS Y APOYO

El lenguaje de señas es un idioma y se convierte en uno natural para ellos.

"Como otros, en la medida que lo practicas lo dominas. En intervención temprana o comunicación oral están expuestos al lenguaje de señas. Hemos tenido estudiantes referidos, por ejemplo de doce años, que nunca han estado expuestos al lenguaje de señas y cuando lo dominan el cambio es asombroso; se producen muchos factores positivos académicos y de sociabilidad. Además, ellos entran en su comunidad y la acogida que tienen por parte de sus compañeros -'tú eres como yo'-, provoca que baje la ansiedad y mejore la autoestima porque sienten que están en su lugar", narra Capataz.

"Pero tampoco queremos que el Colegio sea una isla", advierte Capataz.

"Lo que nos va a sacar pa' lante no se toca, no se escucha, ni se ve: es la felicidad, el compromiso, el servicio".

Por esto, diseñan actividades comunitarias que propicien la interacción con otros colegios o público general. La semana pasada fueron sede del XI Congreso en torno a la educación del sordo. Ofrecen clases de lenguaje de señas nocturnas a la comunidad, tienen alianzas con universidades, escuelas, con el Municipio de San Juan o los Bomberos de Puerto Rico "para que vean la escuela como un centro de recursos".


Por primera vez, la profesora Santiago tiene a su cargo la coordinación
de la clase senior del Colegio San Gabriel para Sordos.

Además, realizan esfuerzos de recaudación de fondos como un 10k en abril, para acompañar "los cuatro pilares económicos" que los sostienen: una asignación legislativa, contratos de servicios con el Departamento de Educación y donativos de Fondos Unidos y la Fundación Ángel Ramos.

"Nuestra labor incluye educar a la comunidad", insiste Capataz sobre eventos que permiten abrir –para diversas audiencias- las puertas del Colegio.

La carencia de sonidos no anula la vida plena. "La "ciudad del silencio" está viva. Hay que minimizar esa ignorancia y eso también es responsabilidad nuestra", declara la directora.

"En la medida en que regalemos felicidad, ahí es que el país va a seguir para delante, lo que nos va a sacar pa' lante no se toca, no se escucha, ni se ve: es la felicidad, el compromiso, el servicio", expresa convencida Capataz.

 

 

Read 2983 times Last modified on Jueves, 06 Octubre 2016 12:49
..

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Web Analytics